sábado, 7 de diciembre de 2019 19:40 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Entrevista / Mario Álvarez Portas / Gerente del Hospital Nuestra Señora de Regl de León

"La Regla renace en 2013 con una etapa de cambios"

Hace poco menos de siete meses que Mario Álvarez Portas ha llegado a la gerencia del Hospital Nuestra Señora de Regla de León, con el objetivo firme de relanzar el centro y cambiar su imagen, convirtiéndolo en un hospital joven tras una fachada centenaria. Los pilares de esta transformación que ya está en marcha son la profesionalización y la oferta de una cartera de servios amplia y de calidad, apostando por sus especialidades insignia y la hospitalización.

Archivado en: Hospital Nuestra Señora de Regla, Mario Álvarez Portas, gerente

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

"Ahora somos un hospital joven, tanto en plantilla como en técnicas e innovación"

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

J.R. Bajo / Anabel Martínez
25/10/2013 - 05:55

Aunque por fuera no lo parezca, el Hospital de la Regla tiene poco menos de cincuenta años.
El Hospital de la Regla es una fundación, tiene 900 años y ha ido pasando por diferentes etapas. El anterior a éste fue el famoso San Antonio Abad. En los años 60 el obispo Almarcha permuta sus terrenos y se construye aquí el Hospital Nuestra Señora de Regla. Llama mucho la atención su fachada y la gente piensa que es muy antiguo. Realmente no lo es. La Obra Hospitalaria sí pero el hospital como tal tiene cerca de 50 años. La fachada es del Palacio de los Marqueses de Prado, que la trajeron piedra a piedra. Y se construyó el hospital en base a la fachada, por eso tiene la forma que tiene.

¿El hecho de que esté en pleno centro,  al lado de la muralla, ha cortado las expectativas de ampliación del hospital?
Posiblemente, ahora, al relanzar el hospital si nos podrían surgir. La tecnología es lo que más espacio ocupa, más que la hospitalización en sí. La etapa que a mí me ha tocado vivir es la etapa del cambio. Estamos en esa etapa de volver a relanzarlo, de volver a darle una nueva imagen, no como un hospital de crónicos y de cuidados paliativos, porque  aquí se atiende todo tipo de patología aguda, sino de hospital joven, tanto en plantilla, técnicas, innovación y formación,

¿En qué es puntero en León el Hospital de La Regla?
Sigue siendo puntero en litotricia. Fue pionero en León y sigue siendo, exceptuando el hospital público, el único hospital privado del norte de España que tiene un servicio de litotricia, un servicio muy costoso. Si no pioneros, somos de los pocos que destacamos en Dermatología médico quirúrgica (hace varios años se fundó el Instituto Leonés de Oncología Cutánea), y en Traumatología sí que es un centro que tiene seis especialistas que están haciendo técnicas punteras en Castilla y León.

También se ha aplicado una nueva técnica de Oftalmología.
Oftalmología, también. Los oftalmólogos están haciendo lo convencional. A parte de operar cataratas y otro tipo de cirugía, concretamente los más jóvenes, sí que están haciendo técnicas a nivel de lentes de visión muy innovadoras. Eso no quiere decir que no potenciemos el resto de especialidades. Es un hospital médico quirúrgico, con su policlínico con infinidad de especialidades, con cirugía general, aparato digestivo. Pero éstas sean quizás las que más se ven o en su momento más de apostó por ellas.

¿La evolución de los últimos años del Hospital ha ido pareja a la evolución de la sociedad leonesa y sus demandas?
El Hospital, de alguna forma, del año 2000-2001 para acá se desprestigia, pierde la esencia que había tenido anteriormente con la innovación tecnológica (llámese litotricia o resonancia magnética). Se queda relegado a un hospital de crónicos. Ahora mismo, en este despertar, es el gran desconocido de la sociedad leonesa. Este centro depende del Obispado de León. A finales de 2012 y principio de 2013, es el Obispado quien dice que hay que tomar una decisión, o transformarlo o apostar por él. Y estamos en esa etapa. Realmente, este hospital renace en el año 2013, con una nueva etapa, con nuevo personal en todas las categorías profesionales.

¿Cuáles son los pilares de este cambio, de esta nueva etapa?
Fundamentalmente hay dos pilares sobre los que estamos trabajando. La profesionalidad y la legalidad en todos los sentidos. A partir de ahí intentamos relanzar un hospital médico quirúrgico que oferte una cartera de servicios de calidad, especialidades y hospitalización, pero una imagen de gente joven, gente con ganas, gente que quiere hacer cosas nuevas, y lógicamente con una tecnología adaptada al siglo XXI. Y no me refiero a la litotricia, me refiero a una resonancia magnética, a un escáner, a una mamografía digital… a una serie de técnicas que ayuden a unos médicos a poder realizar una serie de diagnósticos. Y la hospitalización es el otro pilar del centro. Lo que hemos hecho es optar por una gestión muy profesional. De hecho, los especialistas de Medicina Interna son los que están soportando el peso de la hospitalización. Están dando unos cuidados de calidad al centro, igual que con la enfermería. En auxiliares de enfermería se está optando por perfiles jóvenes con una preparación lo más elevada posible y una mejora continua.

¿Se ven ya resultados con este cambio?
Ha llegado en mal momento porque éste es un año difícil a nivel económico y evidentemente afecta a los hospitales privados concertados, como éste. Pero sí se está viendo con respecto al histórico del año pasado una mejoría. Tiene que ser la gente de la calle la que nos lo diga.

¿Con este despegue se pretende que La Regla sea un centro de referencia en determinadas especialidades médicas?
Buscamos dos cosas fundamentalmente, que sea un hospital generalista que pueda atender la mayor demanda posible ya que está ubicado en el centro de León, pero además vamos a intentar seguir apostando por la Dermatología, por la Traumatología, Oftalmología, ese tipo de especialidades en las que el centro ya de por sí venía siendo referente a nivel de León y de Castilla y León.

¿Cuántos pacientes atiende?
Este año llevamos atendidas en el Hospital aproximadamente en hospitalización y urgencias a 20.000 personas y en consultas a cerca de 30.000. Lógicamente hay estancias hospitalarias que se prolongan más en el tiempo y eso nos permite que haya menos rotación. Aunque sea un hospital que ahora mismo va a tener 120 camas (tiene 104 y va a pasar a 120 esta misma semana), las personas que vienen derivadas de la sanidad pública  son pacientes de media a larga estancia, mientras que la parte que nosotros tenemos dedicada a la aseguradoras privadas de salud, obviamente, son personas que entran por una patología aguda o por una intervención quirúrgica y sus estancias pueden ser de dos a cinco días. Ahí es donde hay más rotación. Aun así es un dato muy significativo respecto al año anterior. El año anterior las estancias fueron como la mitad que éste.

¿Cuántas camas se amplían?
Ampliamos 18 camas y abrimos reanimación que era un servicio que estaba obsoleto y estaba cerrado. Abrimos la Reanimación que viene a ser la continuación de cuidados del quirófano, porque la que había era muy pequeñita, con cuatro camas y ampliamos en otras 18 la hospitalización, con lo que nos situamos en 120 camas.

¿Está prevista la ampliación de especialidades?
Estamos en mejora continua. Ahora mismo la última especialidad que hemos introducido de manera más seria y reglada, aunque ya existía, es Cirugía Vascular. Pero estamos siempre abiertos a nuevas especialidades. Ahora mismo el centro cubre prácticamente las especialidades más demandadas, pero siempre estamos dispuestos a apostar en nuevos medios. La Unidad del Dolor la pusimos en marcha hace dos meses, la lleva Anestesia y está funcionando realmente bien.

¿Se mantiene el concierto con el SACYL?
Nosotros mantenemos el concierto marco que establece el Insalud en el año 78. Es muy antiguo, para dar cobertura a este tipo de pacientes ya que los hospitales públicos no tenían el número suficiente de camas. Ese concierto sigue vigente en León y en otras provincias de la comunidad autónoma. Lo que se rescinde, hoy por hoy, aunque se está empezando a vislumbrar la posibilidad de volverlo a abrir de cara al 2014, son los contratos marco de cirugía.

¿Qué volumen de camas ocupa el SACYL?
El convenio no tiene un número de camas asignadas. Hay temporadas que puede ocupar un 60% y otras, en verano, el 40%. Depende de lo que ellos quieran derivar o de la necesidad de camas que tengan.

¿La Regla tiene lista de espera?
Nosotros tenemos lista de espera en alguna especialidad, como en Dermatología. En Traumatología, no debido a que hay seis traumatólogos y va muy rápido. En algunas pruebas diagnósticas también hay lista de espera.

¿La crisis ha afectado a la sanidad privada?
Sí, mucho. No tanto en consultas como en tratamientos, llámense quirúrgicos o en general.  La sanidad privada no es barata ni cara, es un servicio que tienes que comprar y sí que se nota. No se nota tanto en compañías privadas, en sector seguros, pero sí en el sector privado puro y duro.

¿El hospital mantiene la misma filosofía, los valores, de una asistencia humanizada?
Desde luego sigue siendo una fundación sin ánimo de lucro, se siguen manteniendo los valores lógicamente sociales, la parte humana es algo que la Diócesis de León no quiere perder, pero se apuesta por una gestión profesional y moderna. Lógicamente no tenemos la necesidad de arrojar a finales de año unos beneficios, porque no tenemos accionistas, pero tiene que mantenerse por si mismo, y si obtiene beneficios no es para sacarlos fuera, sino para reinvertirlos en tecnología, en las reformas y mejoras del centro. La filosofía del trato humano, la asistencia a los necesitados, la parte social, sigue manteniéndose y no se van a perder.

¿El futuro es esperanzador?
La línea de diseño la hemos puesto sobre la mesa, ahora lo difícil es ponerla en práctica, y eso es justamente lo que estamos desarrollando ahora. Pero las líneas maestras son profesionalizar al máximo las actuaciones, en este caso sanitarias, y abrir ese abanico de posibilidades.

¿Cuál es la plantilla del centro?
Estamos en una plantilla de personal directo, fijo, de cerca de cien personas. De manera indirecta, que serían los médicos que vienen a pasar consulta en prestación de servicios, estará en torno a los 50 profesionales. Estaríamos hablando de una plantilla global en torno a los 150 trabajadores. La medida de edad está en 40-45 años. Ha habido recientes incorporaciones muy importantes, tanto  en medicina como en enfermería y  otras áreas profesionales, de gente muy joven.

¿La Regla tiene más proyectos en cartera?
Tenemos varios proyectos: la apertura del Centro de Día, la Unidad de Diagnóstico Rápido (que ya la hemos abierto) y nos estamos plantendo trabajar con pediatría, la urgencia y la hospitalización pediátrica. Esos son los objetivos a medio-corto plazo.

¿Qué presupuesto tiene este hospital?
El presupuesto que se maneja para el año que viene está en torno a los cinco millones de euros, para 2014.  Pero  como yo digo, depende del volumen de negocio. El objetivo es que eso crezca.

¿Es rentable invertir en sanidad?
La sanidad no es un negocio. Es un sector servicios con muy poco margen de beneficio, en el mejor de los casos un 5% ó 7% de margen de beneficio. Es un servicio para los ciudadanos, que tiene sentido en una fundación como ésta o que tiene sentido en una sanidad pública. Pero la sanidad vista como tal no es un negocio, gratificante es porque mantiene muchos puesto de trabajo, pero no es para hacerse rico.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres