martes, 27 de octubre de 2020 18:24 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

En el bar nos vemos, ¡benditos! (1)

A veces la publicidad nos aburre, sin considerar la labor social y la gente que merced a ella vive. Pero otras veces hace que la imaginación y los recuerdos se pongan en marcha o, dicho en términos más técnicos, se activen. La función profesional del técnico publicitario tiene como destino ganarse la vida exprimiendo el cerebro en busca de ese eslogan que, mediante un encargo, haga que determinados productos alcancen un nivel de ventas que, además de costear el encargo, produzca beneficios.

Archivado en: Maximino Cañón, bares, Coca Cola, Benditos bares

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
22/11/2013 - 03:30

 En este sentido me sorprende gratamente ver en algunos establecimientos de hostelería un eslogan que, además de llamarme la atención, creo que ha dado en el clavo de la realidad más cotidiana como es la vida en los bares. La campaña que de una manera casi subliminal ha lanzado Coca-Cola (no es publicidad) imprimiendo la siguiente y sencilla frase: ‘Benditos bares', la cual sin ocupar muchos espacio (ahí está el mérito) tiene un amplio contenido por lo que representa. Un bar es algo más que un establecimiento donde se sirven bebidas. El Bar es el lugar en el cual te encuentras con los amigos y donde juegas la partida (aunque cada vez menos). También se puede decir que es la mejor redacción de cualquier medio de comunicación. Allí se encuentran los mejores entrenadores y seleccionadores deportivos (¿a que nadie lo duda?), los mejores políticos, los más machos y los grandes conquistadores, eso sin hablar del buen refugio que para pescadores y cazadores supone. No hay lugar mejor que el Bar para alardear de sus hazañas, según la especialidad del protagonista. Quien de los entrados en años no se acuerda de aquellos legendarios bares, hoy desaparecidos -'Nacional', ‘Bambú', ‘Cantábrico' (antiguo), ‘Alaska' y otros muchos que omito por no poder relacionarles a todos. Imperaban los cafés, donde el humo de aquellas farias gallegas daban ambiente a los locales, acompañando a las interminables partidas del Dominó, Mús, Subastado y Escoba y en algún rincón alguien matando su soledad haciendo ‘solitarios' sin más compañía que la del ‘el completo', (café, copa y faria). El ‘Café Nacional', sito en la confluencia de Ordoño II con la calle Independencia, era el punto de cita de tratantes, viajantes y visitantes de fuera de nuestra ciudad y representaba el ‘café' por excelencia, con aquellos camareros y barman debidamente uniformados, que daban prestigio al establecimiento.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres