viernes, 23 de abril de 2021 19:54 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Conferencia en el Colegio de Farmacéuticos

En 2013 se gestionaron en la provincia de León 26 alertas alimentarias

El jefe del servicio territorial de Sanidad en León, Pedro Redondo Cardeño, ofreció una conferencia en el Colegio Oficial de Farmacéuticos, quien habló de seguridad alimentaria. Explicó que en 2013 se gestionaron en la provincia de León 26 alertas alimentarias, cuyo origen fueron, principalmente, por  micotoxinas (hongos o restos de hongos en alimentos) y presencia de residuos de medicamentos en alimentos.

Archivado en: Colegio Oficial de Farmacéuticos, Pedro Redondo Cardeño, seguridad alimentaria

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es
18/2/2014 - 17:48

"El caso de las vacas locas es un ejemplo paradigmático que cambió el concepto de seguridad alimentaria en la Unión Europea". Así lo explica Pedro Redondo Cardeña, jefe territorial del servicio de Sanidad y Bienestar Social de León, que ha ofrecido una conferencia en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de León bajo el título ‘Análisis de riesgo y seguridad alimentaria'.

Durante la conferencia, Redondo Cardeña explicó que la probabilidad de que haya un incidente alimentario es mínima, si bien "el riesgo cero no existe". Para garantizar la seguridad de los consumidores, el responsable de Sanidad recordó que existe una sofisticada red de alertas que recorren el territorio comunitario y que permiten paralizar una partida de alimentos no aptos para el consumo procedentes de cualquier punto del planeta. "El objetivo es impermeabilizar las fronteras ante peligros generados por determinados operadores económicos, que no podrán acceder por ningún punto fronterizo".

Redondo Cardeña explicó que en materia de seguridad alimentaria existen "riesgos emergentes" que recogen los informes comunitarios: "el que más crece son las notificaciones por alérgenos, los residuos de pesticidas y la migración de materiales en contacto con los alimentos". Sobre este último riesgo (la cantidad de material que puede pasar a los alimentos al estar en contacto con éstos), Redondo Cardeña explicó que la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha este 2014 en sus laboratorios de Salud Pública la posibilidad de analizar este riesgo en sus muestreos.

"El sistema de seguridad alimentaria se está mejorando constantemente y el nivel es suficientemente alto como para garantizar que los alimentos que se ponen en el mercado son seguros. El objetivo es detectar el problema alimentario y adelantarse a las crisis".

Tras recordar que la Comisión Europea considera la seguridad alimentaria como "una de sus prioridades" y reiterar que la gestión de estas crisis es "delicada", el responsable de Sanidad recordó el "grave riesgo para los sectores alimentarios que puede suponer una denuncia falsa" o bien adelantarse a los análisis concluyentes. Como ejemplo, Redondo Cardeña citó la reciente ‘crisis de los pepinos españoles', que resultaron inmovilizados por considerarse culpables "del peor brote de E. Coli de Europa". Finalmente, los análisis determinaron que el origen del brote estaba en productos de origen egipcio, una conclusión que sin embargo no impidió que la verdura española viera hundir su precio y fuera vetada en muchos mercados extranjeros.

Alertas alimentarias en León

El responsable de Sanidad hizo además un repaso de la seguridad alimentaria en León. En 2013 se gestionaron en la provincia un total de 26 alertas alimentarias, en las que no están incluidos los brotes, que suelen ascender a 4 o 5 al año. Las alertas alimentarias más frecuentes, explicó Redondo Cardeña en la conferencia, suelen estar originadas por micotoxinas (hongos o residuos de hongos en los alimentos), o la presencia de medicamentos en los alimentos. Un total de 90 inspectores (veterinarios en su mayoría y casi una decena de farmacéuticos) realizan el control alimentario en la provincia.

El objetivo, inmovilizar en cuestión de pocas horas los productos que se detecte que no son aptos para el consumo. El episodio más reciente en la provincia tuvo lugar hace aproximadamente una semana, explicó Redondo Cardeña, y se saldó con una inmovilización y retirada de alimentos en cuestión de horas.

Inspección en La Bañeza: Almejas de Vietnam con presencia de norovirus

Concretamente, los servicios de Salud Pública recibieron una alerta alimentaria en la tarde del pasado viernes día 7 de febrero que obligaba a la localización de una partida de almejas ultracongeladas procedentes de Vietnam que tenían presencia de norovirus (produce brotes de gastroenteritis). "La alerta nos llegó procedente de Cataluña, donde se había hecho una inspección aleatoria del producto y el resultado fue ‘no apto'. Se localizó en Cantabria la empresa envasadora del producto y a través de su trazabilidad se localizó su distribución".

El mismo viernes los inspectores confirmaron la retirada del producto, que había sido localizado en un almacén de distribución de La Bañeza. La operación se completó a primera hora del lunes con la retirada de las últimas unidades en dos establecimientos minoristas de las inmediaciones de la comarca de La Bañeza que ya tenían el producto.

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres