lunes, 9 de diciembre de 2019 15:09 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

Plus de mantenimiento...

Cosas de ayer y de hoy. Lo que pasa es que cuando vives en el hoy siempre hay que pensar en lo que quedó atrás, origen de lo que ahora tenemos, y en toda cultura y sociedad la casa se empezó y se empieza por los cimientos. Me explico: antes de las libertades que nos trajo la democracia no existían muchas cosas, entre otras la institución del matrimonio civil con plenos efectos ni las parejas de hecho y , por supuesto, del divorcio ni mentarlo. A lo sumo la separación de hecho (del aborto no hablo ya que, por razón de la materia, y por pertenecer al genero masculino, no me siento legitimado).

Archivado en: Maximino Cañón, matrimonio, divorcio

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
07/3/2014 - 10:00

 Antes cuando se tenía un trabajo estable (que dulce definición) se echaba uno novia "formal" / aunque muchas de la otras también lo eran/, es decir, para casarse, después de recibir la aceptación mutua y una vez planteada la pretensión ante las familia y el párroco de turno y después a casarse y a vivir felices y a comer perdices aunque uno no fuera cazador. Hoy la cosa ha cambiado y cada cual elige la forma de vivir, o convivir en pareja, sin distinción de sexo o genero allá cada cual. El problema viene de las generaciones que cumpliendo con los requisitos de antaño y llevando a cabo su cumplimiento, con el tiempo han descubierto que el elixir del amor vuelve a renacer y que, después de una ruptura matrimonial de muchos años una nueva juventud te acecha. Te quitas la barba, cambias el coche familiar por una moto, te tiñes el pelo, te compras ropa juvenil y a veces también un animal de compañía, al poco tiempo vas del brazo de una joven a la que posiblemente le doblas la edad pero, la que de verdad te dobla es ella a ti. Y de esta manera artificiosa te sientes otro hombre (las mujeres son más cautas al respecto) y cuando, intentando olvidar lo que has dejado atrás, (hijos incluidos) sales a la calle esquivando amistades, según la cosa, alardeando de "pimpollo"sin pensar en que la cosa no es como empieza sino como termina, y como dice la letra de una chirigota del Celu de Cádiz:" Ahí va el tío vestido de sport". Cada día es más frecuente el ver allegados o allegadas con nueva pareja por eso yo, sacándole punta a eso de los recortes y para compensar algo las pérdidas, propongo que todo aquel que después de un número considerable de años siga casado con la misma, perciba un "plus de mantenimiento", pero del matrimonio". P.D. ¡Carnaval, carnaval!, ¡carnaval te quiero! pero, ¿todavía más?

 

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres