lunes, 18 de noviembre de 2019 12:37 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Semana Santa

Valencia de Don Juan recibe a su Cristo yacente tras su restauración en Simancas

Valencia de Don Juan ha recibido a su Cristo yacente tras casi un año de restauración en el Centro de Restauración de Bienes Culturales ubicado en Simancas. Este Cristo fue creado con objeto devocional y con una estructura articulada, que conserva intactos todos los mecanismos de bisagras y cueros. De posible origen flamenco o al menos inspirado en él, cuenta con partes naturales de pelo y postizos originales que se han conservado tras la restauración.

Archivado en: Valencia de Don Juan, Cristo yacente, restauración

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es
09/4/2014 - 20:40

En el acto de recepción estuvieron presentes el alcalde coyantino, Juan M. Majo, acompañado por la corporación municipal, el director general de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, Enrique Saiz, el delegado territorial de León de la Junta de Castilla y León, Guillermo García, la directora del Centro de Conservación y Restauración, Milagros Burón, el responsable del patrimonio de la Diócesis de León, Máximo Gómez, el párroco coyantino, Salvador Valbuena, el abad de la Hermandad Jesús de Nazaret, Isidro Fernández y un gran número de vecinos.

El pueblo se encargó de seguir procesionando la pieza cuando la Cofradía de la Vera Cruz dejó de hacerlo en el siglo XVIII y se ha mantenido en el tiempo como una de las imágenes religiosas más apreciadas de Valencia de Don Juan. Es una pieza que data de principios del siglo XVI y según explicó Juan Carlos Martín, uno de los restauradores, es destacable la singularidad de la obra y su estado de conservación. Lo más singular de la talla es que es completamente articulada, por lo que puede convertirse en un Cristo Crucificado. Posiblemente, en el siglo XVIII, se realizaba con él el acto del desenclavo o descendimiento y desde entonces permanece yacente. “Hemos intentado no traicionar la dimensión histórica de la pieza” señaló.

La actuación llevada a cabo en Simancas ha servido para consolidar la estructura (integrada por ocho piezas de madera) y los ensamblajes. Pese a su antigüedad, la madera de pino sobre la que fue esculpido está muy bien conservada. Gracias a un estudio radiográfico se comprobó el estado del sistema de articulaciones, tras el que se recompusieron algunos elementos de cuero que ocultan las bisagras, se integró parte del cabello y barba, se recuperaron tres falanges de las manos que había perdido, y se limpió y consolidó toda la policromía, que está hecha sobre una base verdosa que le da un aspecto natural y dramatismo a la pieza.

También se ha restaurado la urna en la que yace, ya que muchas partes exteriores se habían repintado ocultando el dorado original de la misma, por lo que precisaba una limpieza para recuperar su original recubrimiento de oro y plata. Asimismo, se ha eliminado la antigua iluminación y se ha sustituido por un sistema de leds más moderno y sostenible que suprime el riesgo de incendio.

El director general de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, Enrique Saiz, destacó el valor de la pieza así como la singularidad de la misma haciendo hincapié en el carácter sobrecogedor de la imagen, de gran sentimiento y que “mueve a la devoción del pueblo coyantino, quien lo encargó hace cinco siglos”. Además, manifestó su satisfacción por este tipo de actuaciones y mostró su orgullo por los grandes profesionales de la restauración con los que se cuenta en Castilla y León.

El alcalde coyantino, por su parte, mostró su agradecimiento a todas las personas que de una manera u otra han contribuido a la consecución de la restauración, especialmente a la Junta de Castilla y León. “Esto es patrimonio y esto es Valencia de Don Juan” afirmó el regidor al finalizar su intervención. Igualmente, el párroco coyantino, Salvador Valbuena, alabó y agradeció el trabajo realizado y pidió continuar con la restauración de los valiosos elementos que conserva la parroquia de Valencia de Don Juan.

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres