miércoles, 25 de mayo de 2022 07:51 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

Motivaciones

Nadie se mueve por nada y nadie hace nada sin motivo... desde elegir que ropa se pone uno por la mañana, hasta pedir vino o cerveza para comer; detrás siempre hay una motivación.

Archivado en: Nicolás Pérez Hidalgo, políticos, mentiras, engaños, srvicios públicos

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
27/6/2014 - 01:38

Del mismo modo nadie entra en política por nada ni para nada. Y lo normal es que entre uno para lucrarse (entendido el lucro como obtener un beneficio en sentido amplio: dinero, poder, trabajo ...). El 90% de políticos que usted ve a diario están en eso y no, como dicen, para trabajar por el servicio al ciudadano. El 10% restante lo está para que no les roben (a ellos y a usted), para que los servicios públicos se presten con eficacia, para intentar que las leyes sean justas y equitativas.

Sin embargo, las motivaciones para lucrarse los unos son mucho más fuertes que las de los otros (los menos) para hacer que las cosas se hagan correctamente. Por ello los primeros triunfan elección tras elección. Las "relaciones tróficas" que establecen los que se lucran son también mucho más fuertes y tupidas con empresarios, amigos y familiares que las de aquellos que solo quieren gestionar bien lo público.

Se afanan en convencerle para que les voten porque son distintos a los otros, cuando realmente son lo mismo. Para ello apelan a los "ideales (o ideas)" político(a)s, cosa que ya no existe, y a ¡que viene el enemigo! ... y sobre todo intentan que se olviden ustedes de su gestión. Conocen que saber sí se gestiona bien o mal es bastante complicado y exige un esfuerzo constante de la ciudadanía.

Pero desde el día 25 de mayo a profesionales (del latrocinio) lo que les motiva sobremanera es el miedo a perder el sueldo de político, el miedo a quitarles de la poltrona y no tener influencia para favorecer a unos y perjudicar a otros. Eso sí, los que enarbolaban la bandera del "quítate tú que me pongo yo", ya entraron en el sistema de lucrarse de lo público y son ya ¡empresa política!

Esto no tiene arreglo y lo único que lo cambiará es que usted entre en política aplicando la gran máxima motivacional "pa que roben ellos, ya robo yo", y que siga aumentando el miedo.

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres