miércoles, 30 de septiembre de 2020 17:51 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
ENTREVISTA / Juan Lanero / Director del Instituto Confucio de León

"Aspiramos a salir fuera, a que se sienta la necesidad del chino”

Juan Lanero, director del Instituto Confucio de León, está más que satisfecho del trabajo que desempeña esta institución que ya cumple tres años de funcionamiento. Integrada en la Universidad de León, en los últimos tres años han pasado por las aulas de chino mandarín de este Instituto cerca de mil alumnos, un número que crece considerablemente si se habla de examinados. La dirección del Instituto Confucio de León es doble. A la que ejerce Juan Lanero hay que añadir la del director de chino, que recae en Tan Xiaopin. Uno de los principales objetivos del Instituto Confucio de León es llevar la lengua china fuera de la sede oficial, pudiendo impartir clases en otros puntos de la Comunidad de Castilla y León, además de Galicia y Asturias. Y con ello, que se genere la necesidad de saber chino.Para ello, otro proyecto ya está en marcha, la impartición de chino como segundo idioma en los institutos de Educación Secundaria.

Archivado en: León, Instituto Confucio, Juan Lanero

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Juan Lanero, a la derecha, con el director de Chino, Tan Xiaopin

“Las novedades de este cursp son las clases de chino para los negocios, clases de chino sólo oral y que algunos exámenes se celebrarán fuera de esta sede”

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es
26/9/2014 - 06:37

¿Cuáles son los principales actos del programa de aniversario del Instituto Confucio de León?
Además del tercer aniversario tenemos la primera celebración mundial del Instituto Confucio, de los que hay cerca de 400 en todo el mundo con más de mil aulas. Se instalará el sábado 28 de septiembre una carpa en la Plaza de las Cortes, donde se leerán las ‘Analectas’ de Confucio, y el 1 de octubre celebraremos el día de la Fiesta Nacional de China, de la fundación de la República  China por el presidente Mao. Ese es el trípode de estas celebraciones. Es tradición, siempre en todos los Institutos Confucio, que asista una delegación oficial de nuestra universidad asociada, que es la Universidad de Xiangtan, en la provincia de Hunan. Asistirá a la solemne inauguración del curso académico de nuestra Universidad el día 26 de septiembre. A lo largo de ese día se van a tener reuniones bilaterales sobre programas que ambas universidades tenemos en funcionamiento, como el programa ‘Dos más Dos’ en Economía, como once o doce  estudiantes que van a realizar un estudio de un año en la Facultad de Letras porque van a ser hispanistas, hasta otro grupo de once alumnos chinos que participarán en el Máster en Finanzas. El sábado 27 es nuestro  gran día. Comienza el día con una gran carpa en la que enseñaremos lo que hacemos a diario, desde la docencia del chino mandarín, hasta tradiciones como hacer nudos, hacer corte de papel y actuaciones musicales que unifiquen la tradición china y la música occidental. Por la tarde, en el Palacio del Conde Luna celebraremos el tercer aniversario.

¿Además de las actividades en la carpa y la lectura de Confucio que otros actos hay?
Vamos a tener un conjunto de actividades que se extienden una semana. La carpa se abre el sábado y las actividades continuarán toda la semana siguiente. El día 1 de octubre es la fiesta nacional y tendremos talleres de magia. Va a haber una representación de magia en la ciudad, que va a ser el día 2. Y tenemos reservada una sorpresa para el sábado día 4, en la plaza de Botines sobre las ocho de la tarde. Es una sorpresa musical.

¿Cuál ha sido la evolución de este Instituto en sus tres primeros años?
El Instituto de la Universidad de León puede decir que, de los que conocemos en Europa, probablemente seamos de la ciudad más pequeña y que nos hemos visto sorprendidos positivamente por los resultados de estos tres primeros años. En estos primeros tres años hemos tenido cercanos a los mil alumnos, hemos examinado en torno a 1.700 alumnos con un porcentaje de aprobados del 95% en adultos y cerca del 100% para los niños. España es el primer país de Europa en el número de exámenes. Este año nos vamos a acercar, al terminar 2014, a 12.000 alumnos examinados. Reino Unido llegará a unos 1.300. España tiene 6 institutos Confucio y a nosotros, al Instituto Confucio de León, sólo nos sobrepasan en alumnos examinados Barcelona y Madrid. Por detrás de nosotros hay institutos Confucio muy sedimentados que van a cumplir seis años, como el de la Universidad de Granada, que no tienen tanta circulación de alumnos examinados.En este curso que comienza el 24 de septiembre, de toda la oferta educativa que plantea nuestra oficina central en Pekín, el Instituto Confucio de la Universidad de León es el único que ofrece todas las posibles combinaciones de oferta educativa. Nuestros alumnos más jóvenes tienen cinco años, que se llaman los infantes, después está el grupo de los niños y adolescentes. Éste es el primer año que tenemos los cuatro grupos. Luego tenemos los seis cursos para los adultos. Me extraña que ningún Confucio de España tenga tres grupos del nivel cuatro, como nosotros tenemos. Tenemos dos o tres promociones que en dos años habrán terminado el ciclo.

¿Cuáles son las novedades del nuevo curso del Instituto Confucio?
Vamos a tener clases de chino para los negocios. Vamos a tener clases de sólo chino oral. También es novedad de este curso que completamos la rueda con estos dos curso, ICT4 para los niños y el HSK6 para adultos. Ésta es una expectativa grande. El Instituto Confucio de la Universidad de León, y en eso sí que vamos a ser los primeros en este curso, creo que es el que más convocatorias de examen tiene o va a tener. Curiosamente, algunas se van a celebrar en nuestra sede central y otras vamos a ir al encuentro del alumnado. Nuestro compromiso es que este año pasemos de mil alumnos examinados, lo cual para un modesto Instituto como el nuestro es un alcance notable.

¿Cuántos alumnos tiene al año este Instituto Confucio?
Normalmente estamos entre 250 y 300 alumnos matriculados. Todo el que quiera examinarse de toda España en la convocatoria de enero, porque el examen de enero en León es el único que se celebra en el país, tiene que hacerlo aquí. Hemos tenido mil alumnos a lo largo de estos últimos tres años, pero hemos examinado a más de 1.700 alumnos.

¿Entonces éste es el único Confucio que lo ofrece todo de España? ¿De Europa?
De España. Hay que tener en cuenta que muchos institutos Confucio no ofertan la docencia de los niños.

¿Cuál es el perfil del alumno del Instituto Confucio de León?
Tenemos un perfil del que nos sentimos muy orgullosos que es el de la fortaleza que tienen los alumnos que son niños. Cerca del cincuenta por ciento son niños.

¿Qué porcentaje de alumnos son de raza china? ¿La comunidad china también asiste a los cursos de chino mandarín?
De raza china también tenemos alumnos. La comunidad china puede hacer este tipo de cursos a partir de este año. Anteriormente, todas las personas que tienen la nacionalidad china no estaban autorizadas a asistir a este tipo de institutos. Pero este año se ha abierto a aquellas personas que son chinos y viven fuera de su país.

¿Para la Universidad de León es un orgullo que este instituto sea el que se mantiene en el Noroeste de España?
Para nosotros es un motivo de orgullo. Modestamente, a lo largo de estos años he visto como paulatinamente nuestro Instituto ha ido creciendo, por actividades en la calle, jornadas abiertas, niños de colegios que vienen a visitarnos, este año nosotros vamos a ir a visitar niños.  Hay cosas que ya pertenecen a nuestra cultura, a la cultura local. Nadie se sorprende ya de ver a dos docenas de señores y señoritas vestidos de chino, nadie se sorprende de que haya una Ofrenda del León como se ha celebrado en la plaza del Ayuntamiento. La gente lo ve normal. Los amantes de la música están esperando que el Instituto Confucio haga un concierto. Este año tenemos una novedad, y yo creo que será muy vistosa, aún no sabemos el lugar físico, pero en León se va a celebrar el ‘Puente a China’.

¿En qué consiste?
El Puente a China es una competición en la que todo el mundo que participa tiene que demostrar lo bueno que es hablando chino y lo bueno que es en alguna expresión de la cultura china. Vendrán los seleccionados de los seis institutos Confucio de España. Preside habitualmente el embajador. En la segunda parte, hacen una exposición de cultura. El año pasado se celebró en el Instituto Confucio de la Universidad de Granada, con un éxito fenomenal. Los tres finalistas nos representarán a España en la fase mundial que tendremos en el mes de julio en la ciudad de Chang Sha, en China.

¿Cuando se inauguró este instituto en octubre de 2011, imaginaba que iba a tener este éxito?
El éxito que estamos teniendo yo no lo imaginaba. No tengo ningún inconveniente en reconocerlo. Pensábamos que iba a ser un Instituto Confucio modesto. En estos momentos, dentro de su profesorado hay sinólogos muy brillantes. Nosotros este año estamos apostando por la investigación. Tenemos alumnos en China haciendo tesis doctorales sobre la filosofía de Confucio. Eso quiere decir que esto va a más. Hemos tenido becarios españoles, aprendiendo con nosotros durante el verano. Vamos a recibir alumnos que van a hacer prácticas con nosotros provenientes de Italia, pero todo el mundo que viene a aquí tiene que conocer chino. No en todos los sitios se examina de oral. Y nosotros tenemos una reivindicación tremenda, que tengamos cuatro grupos en el nivel 3 y tres grupos en el nivel 4, siete que están en el ecuador para arriba es un éxito. Eso se le debe al profesorado. Todos los españoles y la inmensa mayoría de los leoneses han intentado en algún momento determinado estudiar una lengua extranjera, por desgracia con dudoso éxito. Pero es que el chino mandarín nosotros lo explicamos a través de la cultura, lo que entra por los ojos. Este año empezamos las clases tan pronto porque para nosotros es tremendamente importante que todos nuestros alumnos pasen por la carpa de las Cortes Leonesas. En estos  momentos, mantenemos relaciones muy buenas para salir de nuestra provincia, lo cual sabemos no va a ser cómodo.

¿A qué ciudades saldría?
Castilla y León, Asturias y Galicia.

¿Hay profesorado suficiente?
A hacer exámenes fuera vamos a salir ya. Tenemos un profesorado que hemos sido generosos en la petición de este año, con lo cual sí disponemos de profesorado. Si las expectativas nos superaran, lo único que habría que decirles a las ciudades, a las instituciones con las que estamos en contacto, que esperen un poquito hasta tener el profesorado necesario.

¿Serían delegaciones del Instituto Confucio de León?
No serían delegaciones. Los seis Confucio de España tienen una especie de demarcación que sólo conocemos nosotros. Hay algunas muy delimitadas y claras como el de Barcelona que se ocupa de Cataluña y parte de Aragón, fundamentalmente Zaragoza. El de Valencia, la Comunidad Valenciana. El de Granada, de Andalucía. Madrid es el instituto que más examina, pero tiene que esperar a la convocatoria de julio que es cuando hay clases disponibles en la Facultad, y después ahí también está una representación de la oficina central, que hace exámenes en muchos puntos de España. Nuestra aspiración es salir fuera, que se sienta la necesidad de la lengua china. Nuestras autoridades de la oficina central y de la embajada ya están negociando con los institutos para que podamos poner en los institutos la enseñanza del chino como segunda lengua.

¿Las previsiones no eran iniciar ese proyecto a lo largo del curso  2013-2014?
Son previsiones. Tenemos un plan piloto que se está desarrollando en el instituto Juan de Arce en Valladolid. Arrancar con ese sistema es una cuestión un poco difícil. Algunas escuelas oficiales de idiomas del país ofrecen chino, ¿dónde se tienen que examinar? En el Instituto Confucio. Y la gente tiene que tener muy claro que nuestros diplomas, los diplomas que emite el Instituto Confucio de la Universidad de León, tienen una validez mundial. Es complicado porque el 80% de nuestro profesorado se renueva cada año. El Confucio no sólo es un lugar de lengua. Nosotros hemos respaldado un curso de 75 horas de medicina tradicional china, que se impartió en septiembre para 16 personas con alguna titulación en Ciencias de la Salud. Y vamos a seguir en ese ámbito. Ello requiere un personal, muy preparado. Hay que tener en cuenta que  España no hay estudios de chino a nivel de Universidad.

¿Cuál es su argumento para invitar a los leoneses a estudiar chino? ¿Hay plazas suficientes?
Tenemos plazas. Tengo un grupo de 13 alumnos y en el momento en que llegue a 16 lo divido en dos. La embajada tiene un retén de 20 profesores en Madrid para cubrir enfermedades, accidentes o lo que sea.Y la razón fundamental para estudiar chino es que hoy ya nadie discute que China es ya, de hecho, la primera potencia mundial. El mundo financiero estadounidense está en sus manos, todas la producción petrolífera en África la están desarrollando ellos, la tecnología de fabricación japonesa antes, hoy también es china. A nivel de España, son grandes amantes de construir de acuerdo con la arquitectura española. Cada vez están reclamando más arquitectos españoles. Pero China cada día es más consciente de la fuerza que tiene a nivel mundial, y donde antes eran más permisivos con la lengua, ahora son menos.

¿Con la doble titulación en Ingeniería Mecánica que se está impartiendo en Xiangtan y con la impartición además de clases en español se facilita más la comunicación entre las dos culturas?
En breve , cerca de 200 universitarios procedentes de China habrán pasado por la Universidad de León. Un ciudadano de León no tiene la excusa de decir ¿dónde estudio chino? En estos momentos estamos ofertando 60 becas, que termina el día 4 y mandaremos algunos alumnos. Se están ofreciendo becas de máster. Todas las solicitudes de becas y máster deben llevar el endose de un director de instituto Confucio. Nuestros alumnos no tienen ese problema. Tenemos unas oportunidades de mercado en China que a mí se me ocurre que no sabemos dónde puede terminar.

¿Es difícil aprender chino?
No. Confucio se sigue leyendo porque los caracteres arrastran una larguísima tradición y todo tiene un sentido de representación de conceptos. Nosotros partimos de las letras, ellos parten de los conceptos.

¿Entre los proyectos de futuro está también el cambio de sede?
Estamos en ello. ¿Tendremos que salir de aquí? Con este ritmo, claro.A mí se me ocurre una cosa fundamental de la que estamos complacidos. Celebramos el tercer año de nuestro Instituto Confucio, el primer año del Instituto Confucio de lengua que se explica a los extranjeros, vamos a celebrar el día de la Fiesta  Nacional de China. Y hemos querido que, un poco, coincidan con estas fiestas locales que comienzan ahora, porque nosotros nos queremos incorporar. China no es un país lejano.Estamos en una situación ilusionante. Jamás se nos debería olvidar que para el tamaño que tenemos, en unas circunstancias absolutamente normales y corrientes, el Instituto Confucio nunca hubiera aterrizado en León. Hay muchos lugares que lo han pedido pero lo que sabemos ahora es que está aquí y que salvo sorpresas en alguna comunidad autónoma muy concreta, no se esperan más institutos Confucio.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres