martes, 24 de noviembre de 2020 02:59 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Apuntes de una alcaldesa

Perdones

¡Vaya cómo se está poniendo el panorama en este país! Cuando parecía que ya no podíamos sorprendernos más si cabe, aparecen nuevos casos de corrupción política, como setas en época otoñal después de una intensa tarde de lluvia. Y no se trata de pequeños ejemplares minúsculos que pisas sin querer, más bien de enormes especímenes que van hinchándose a medida que los chicos de la UCO (Unidad Central Operativa de la Guardia Civil), van despejando las incógnitas de tan ‘especial' cosecha. Con estos ingredientes, el guiso de tanto mangante devanará explosiones....y no de sabor precisamente.

Archivado en: Ana Isabel Ferreras, operación púnica, corrupción, UCO,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Ana Isabel Ferreras
30/10/2014 - 21:25

La ‘Operación Púnica' (de Punica granatum) como llaman a esta última trama en honor al ‘granado' y por alusiones al principal imputado Francisco Granados, destapa una vez más, lo que lleva sucediendo en este país desde hace décadas. Político corrupto, empresario corrupto y cadenas de favores que cada vez se hacen más y más largas hasta embrollar a un número tan elevado de gente, que ya casi no sabe uno de quien fiarse. Porque tanto monta monta tanto, el empresario que otorga una comisión a cambio de favores, como el político que la acepta y ejecuta la decisión, o viceversa; y por ende los demás implicados.
Después de tantos meses atragantados con tantos impresentables ladrones, que se han hartado de robarnos a todos y cada uno de nosotros, durante todos los días (y que lo siguen haciendo, no lo duden), salen con cara consternada teniendo los santos cataplines de pedir perdón al personal. Y lo rematan justificando que en estos momentos tan duros para el país, es "especialmente doloroso". ¡¡Menuda desfachatez!! O sea que en otros momentos donde la crisis no arreciaba, y la corrupción existía exactamente igual o peor, se toleraban estas conductas sin ningún tipo de vergüenza y se ¡consentía por todas las partes!
Estamos asistiendo al reflejo de la sociedad que hemos creado, pero algo bueno deberíamos ser capaces de sacar de todo ello ¿no les parece? No se trata de regenerar cambiando caras, se trata de limpiar desinfectando la mierda. De perdones poco y de condenas serias mucho.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres