jueves, 4 de junio de 2020 14:12 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

Cuatreros

En el ‘salvaje oeste' a los cuatreros ladrones de ganado se les aplicaba la pena capital, ya que se consideraba que robar ganado era uno de los mayores delitos que se podían cometer. Eso indicaba claramente cuál era la escala de valores que la sociedad de aquellos lares tenía en aquellos tiempos.
Hoy nos despertamos con noticias (cuando aparecen en los medios, claro) de que se roban corderos en majadas y se producen innumerables hurtos en huertas y explotaciones agrícolas y nos da lo mismo.

Archivado en: Nicolás Pérez Hidalgo, cuatreros, ganaderos, agricultores

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
09/1/2015 - 01:10

Ésa es la importancia que tiene el campo para la sociedad. Y evidentemente para los que se encargan de hacer las leyes, aun tiene menos, en esta Europa mercantilista, globalizadora y especuladora en la cual la máxima "cuanto peor (para ellos) mejor (para nosotros)" es la que manda.
Ser ganadero en estos tiempos es heroico y socialmente son considerados apestados por sus propios vecinos. Se les obligan a irse de los pueblos y ni siquiera cubren los gastos de producción con lo que se cobra por un lechazo. Mientras tanto nuestros políticos (esos otros cuatreros arrimados al intermediario) no se preocupan de mejorar los procesos intermediación y de etiquetado de los alimentos que nos encontramos en los supermercados. Eso sí, se pueden vender anchoas con el ‘corazón amarillo' como producto castellano pescado en los océanos mesetarios... ¡ver para creer! Un correcto etiquetado ayudaría a que nuestros agricultores y ganaderos pudieran vender mejor sus productos, pero ni en eso está ni se espera que esté la consejería de turno, sí acaso para todo lo contrario.
Un pueblo sólo tiene su razón de ser porque se aprovechan in situ los recursos agrícolas y ganaderos de la zona, sino se despuebla. Desgraciadamente ya no hay ganaderos en nuestras montañas y los pocos que sobreviven están ya en la ciudad. Y se les llena la boca hablando de despoblación para buscar portadas en los periódicos, mientras aumenta la lista de pueblos abandonados. ¡Ah, pero que tonto estoy! a veces se me olvida que llevan años actuando desde el Boletín Oficial de turno, para que la gente se vaya del pueblo y poder campar a sus anchas por el territorio y mangonear a voluntad desde la capital. Tonto de mí.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres