martes, 12 de noviembre de 2019 13:58 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Uno al mes, como lo otro

Nuestra sonrisa

Mucho se habló, tras la sorpresa de las Europeas, de la supuesta violencia que estuvo en el origen del 15M y en el germen de Podemos. Eso decían los damnificados por el éxito de la nueva formación y repetían sus voceros mediáticos.

Archivado en: Javier Cuesta, chuchess, Mariano Rajoy, Podemos, IVA cultural,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Javier Cuesta
24/4/2015 - 08:42

Pero hay otra clase de violencia de la que no hablan, la violencia silenciosa que dice Galeano: violencia electoral en el incumplimiento generalizado de un programa, violencia represiva en una ley-mordaza, violencia televisiva en la manipulación de la cadena pública, violencia impositiva en el IVA cultural o en la insoportable carga en luz o carburantes (ah, y en `loss chuchess´), violencia recaudatoria en multas y sanciones, verbal en juicios y descalificaciones de ultratertulianos, religiosa en la imposición de un credo o en el quebrantamiento de la aconfesionalidad constitucional, machista en la prohibición a la mujer de decidir sobre su maternidad, violencia (en fin) estatal, gubernamental, judicial, bancaria...

Eso es lo grave y no lo que surgió en la Puerta del Sol, pero toda la potencia mediática al servicio del gobierno de turno nos asusta con que el peligro es lo que viene y no lo que ya sufrimos hace cuatro décadas: la dictadura bipartita. Los privilegiados de los dos partidos acomodados en el poder desde siempre para chupar teta, no quieren intrusos molestos. Cuando sus consignas iniciales se revelaron inofensivas para desactivar al nuevo movimiento, han fabricado otros ismos: chavismo, populismo, comunismo, radicalismo... Cualquier marrullería les vale para ningunear méritos o hallazgos de los recién llegados y que no se hable de sus frescas ideas, su sentido común en tantos temas, su democracia interna frente a la adulteración de los partidos tradicionales, su renuncia a privilegios sagrados de los políticos, su ventaja de no tener hipotecas con banqueros o empresarios, su novedoso proyecto de darle protagonismo al pueblo o la ilusión que han generado con debates y mensajes interesantes entre tanta rancia política. Pase lo que pase, ya nada volverá a ser igual pues han logrado remover estructuras oxidadas y poner nerviosas a las élites. Y en todo caso, al nuevo partido le podremos exigir limpieza usted y yo, nunca Rajoy o Sánchez con lo que ellos tienen espolvoreado por encima. Para entendernos, es como si un Sindicato de la Mierda pide cuentas al barrendero del barrio tras un botellón.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres