miércoles, 11 de diciembre de 2019 03:47 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
La conexión

Otro consorcio, jo

El expresidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, ha regresado a su tierra para apoyar la candidatura de José Antonio Díez a la Alcaldía de León en las próximas municipales del 24 de mayo. Y lo ha hecho con más pena que gloria, tanto en su partido como en la calle. Sobre él pesa la losa política de no haber afrontado con medidas audaces y eficaces el inicio tan agresivo de la crisis económica. Y de aquellos lodos vinieron los barros posteriores, materializados en la peor crisis económica que ha sufrido España en un siglo.

Francisco J. Martínez Carrión
30/4/2015 - 09:18

Sin embargo, hay que reconocer que Zapatero intentó favorecer a su provincia. Algunas de sus propuestas de éxito fue apostar por las nuevas tecnologías con la creación en León capital del Inteco y la Ciudad de la Energía en Ponferrada. El Inteco ha pasado a denominarse Incibe y ahí sigue apostando por el desarrollo tecnológico, a pesar de los evidentes intentos de politización de su gestión, que es lo que peor puede pasar a un proyecto empresarial público como lo demuestra el fracaso último de las cajas de ahorro. Allí donde los políticos se meten a gestionar directamente se elevan exponencialmente los riesgos de fracaso. Y en esas está aún el Inteco/Incibe.
Recogiendo esta tradición zapaterista de apuesta activa por las nuevas tecnologías, el candidato socialista a la Alcaldía de León, José Antonio Díez, ha incluido en su programa la propuesta de crear un consorcio de captación de inversiones, centrado en las nuevas tecnologías y con la última intención de convertir a León en la ciudad de la tecnología. La propuesta está bien pero no deja de ser una mera declaración porque este tipo de iniciativas tienen que venir acompañadas de otras medidas de apoyo, como, por ejemplo, ya que es el Ayuntamiento el que hace la propuesta pues debe predicar con el ejemplo, es decir tiene que ofrecer medidas concretas de apoyo a las inversiones tecnológicas, como desgravaciones fiscales, acceso a determinadas infraestructuras y, sobre todo y antes de nada, que el propio Ayuntamiento se convierta de verdad en una institución puntera en tecnología, en la que el uso del papel sea residual y el acceso a sus servicios se haga por internet a través de todo tipo de herramientas tecnológicas.
El riesgo que se corre con este tipo de iniciativas es que se queden en eso, en meras declaraciones electorales y que generen unas expectativas que luego no se cumplen, defraudando con ello, y una vez más, la ilusión y la esperanza colectiva de muchos leoneses. Así ha sucedido en los últimos años con proyectos muy rimbombantes y que contaban con el apoyo unánime de políticos, académicos y empresarios como fueron el Pacto por León o, el primero de todos, León con Futuro. ¿Qué fue de aquellas iniciativas que tantas expectativas generaron? Pues que terminaron en fracasos rotundos a pesar de los ríos de tinta que se vertieron, de las maratonianas reuniones, de los contactos con toda clase de gobiernos de todos los colores y de los mil y un viajes a medio mundo en busca de inversores. Todo se quedó en humo.
Esto del consorcio de captación de inversiones tecnológicas puede estar muy bien, pero lo dicho, que los empresarios leoneses den primero un paso adelante poniendo al día sus propias empresas en materia tecnológica y, en segundo lugar, integrando a la Universidad, institución también en la que han venido fracasando todos los intentos en este mismo sentido, como se demuestra con la errática marcha de la Fundación de la Universidad, que debía ser santo y seña del proyecto tecnológico y puente con la sociedad leonesa.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres