viernes, 7 de agosto de 2020 12:26 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Uno al mes, como lo otro

Bochorno y fracaso

A voto pasado, sospecho que ya podemos reírnos. Las épocas electorales son muy propicias para hacer el ridículo estrepitosamente. Los políticos andan por las ramas, sus ideas por las nubes, los niveles de pudor por los suelos. Hemos visto a sendos candidatos leoneses empuñando un palo de selfy y una tijera de esquilar, a un alcaldable madrileño bailando en televisión como si fuera monitor de tiempo libre, a una lideresa cantando el chotis en inglés macarrónico, a todo un secretario general colgado haciendo rápel o corriendo embutido en mallas con el aventurero dicharachero, a la vicepresidenta arrancá por sevillanas emulando a Massiel en sus buenos tiempos o vídeos promocionales de campaña que sofocarían al mismísimo padre Apeles..

Archivado en: Javier Cuesta, elecciones

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Javier Cuesta
28/5/2015 - 04:40

Los creadores de memes humorísticos se ponen las botas, sin esforzarse: no necesitan montajes ni parodias, les basta con copiar. Todo eso hemos visto y todo para nada. Porque los resultados finales no han tenido relación con el marketing de campaña. No han derivado de lemas ni de carteles ni de programas, sino de factores tan intangibles como la inercia o el miedo, la ignorancia o el desencanto. Un electorado incapaz de juzgar proyectos sólo puede votar por esos o parecidos motivos. ¡Haz tú el payaso para eso!
Pero sobre todo no logramos quitarnos de la retina una escena, esa foto, la estampa. Sabíamos que las bicicletas son para el verano, ahora sabemos que lo son también para el sonrojo. Boquiabiertos, contemplamos al presidente haciendo que pedaleaba, en manga larga y sin despojarse de la corbata, escoltado por sus dos postulantes ataviadas de joviales adolescentes y prometiendo felicidad como un hare krishna a diestro y siniestro, sobre todo a diestro. Fascinante. Dada la trayectoria última de su partido político, extrañaba no ver entre ellos a Eufemiano con las bolsas de Epo, no tanto para aumentar sus glóbulos rojos (que ni siquiera tendrán y desde luego no serán rojos) sino para disminuir sus aflatoxinas electorales. El que mueve las piernas, aunque sea en el fango como nosotros, se empachará de bienestar; algo así nos venían a decir con su grotesca carrera (ciclista) de recortes y corrupción. Y no crecieron en las urnas, cierto. Pero a pesar de todo, no se hundieron. Así que vuelvo al principio: ¿de verdad podemos reír del todo?

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres