martes, 6 de diciembre de 2022 14:04 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

Darles 'cariño'

A cuadros me quedé el lunes pasado cuando escuché como Bárcenas llamaba 'Cariño' a su interlocutora en un interrogatorio en el que pretendían arrojar luz sobre los motivos por los que la gente soltaba tanta pasta al PP. Rápidamente corrigió su error y comentó que no es que le estuviera llamando cariño sino que el dinero se daba a cambio de cariño (aunque no especificó de quién para con quién).

Archivado en: Nicolás Pérez Hidalgo, cariño, Bárcenas

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
19/6/2015 - 01:10

El refranero español es rico y variado para entender estas cosas y una de las más socorridas y explicativas es que "quien regala (cariño) bien vende si quien recibe (cariño) lo entiende", que nadie le dé más vueltas. Para que alguien largue que paga a cambio de favores empresariales otro tiene que admitirlo, si los dos lo niegan....habrá que se seguir intentando probarlo. O esperar a que aparezca un arrepentido con pruebas.
A mi cabeza vinieron rápidamente las múltiples veces que en mis años en el PSOE he oído a los manipuladores y corruptos comentar "hay que "darle cariño" a tal o cual candidato o cargo público a cambio de que siga sin moverse mucho o sin ser crítico o que no haga mucha oposición al poder establecido, no vaya a ser que joda el chiringuito del "sueldo de por vida".
Cuantas reuniones socialistas a escondidas al más puro estilo de El Padrino (con copas y puros), dedicadas al mangoneo y al premio y al castigo, se han saldado con la típica frase: no se hable más..., que fulanito se encargue de "darle cariño".
Cuantos afiliados pagando cuota sin saber qué es lo que realmente se mueve por detrás en la familia socialista, cuanto votante pensando que lo que hay es transparencia, "primarias", democracia interna y miramientos por los problemas de la gente (con cariño, claro).
Cuanto ciego (con cariño) que no queriendo ver lo que pasa sigue bailándoles el agua a tanto arrimado (y arrimada) al sueldo de político durante años, sin tener formación ni ganas de cogerla. Cuanta mentira dicha con cariño... Algunos ya les han empezado a dar cariño enviándolos a su casa, pero aun quedan muchos incrustados en instituciones varias (algunos más de 20 años) a los que habrá que ir despegando con métodos más expeditivos, porque el simple Cariño no basta.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres