domingo, 9 de agosto de 2020 19:11 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Uno al mes, como lo otro

Dioses y titanes

Marzo, 2015. Roger gana en Dubai, el mejor torneo 500 del mundo, casi un Master 1000, con varios Top-10 en liza. Nada en los periódicos. Simultáneamente Rafa gana en Buenos Aires un 250 de chichinabo, sin raquetas importantes en él. Dos páginas hablando de sus buenas sensaciones. Repasen los deportivos y verán. Esa es la tónica.

Archivado en: dioses, titanes, Javier Cuesta, Federer, Nadal, Ronaldo, Mesi, Bisbal, Sinatra, Brando, Jesulín

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Javier Cuesta
26/6/2015 - 05:50

Y ya no digamos los comentarios desaforados de los foros, preñados de inquina e indigencia mental al cincuenta por ciento. Patrioterismo barato y odio sarraceno al mejor de la historia, que no es de aquí. Pero claro, "El talento es una maldición. No hay peor envidia que la provocada por un don divino. Los talentos son escasos, y las mediocridades, millones" (Danilo Kis).
Seamos justos, este año en que a los exaltados se los tragó la tierra de RG. Muchos se empeñan en comparar lo incomparable: Nadal y Federer (y lo mismo valdría para Ronaldo y Messi). No señor, no se puede. Es como enfrentar a Bisbal con Sinatra, Stallone con Brando o Jesulín con José Tomás. Incomparables objetivamente, con independencia de grammys, Óscar, cornadas, estadísticas, preferencias personales o fanatismos patrios. Fuera chovinismos, si el mejor golfista es californiano o el mejor tenista suizo, qué le vamos a hacer. No podemos alterar ni la historia ni la realidad, por muy españoles que seamos o por mucho que se nos hinche el pecho con el chunda chunda del himno. Y no debemos comparar fortaleza con técnica ni creencia con belleza, porque además son planos distintos. Uno es el esforzado, un obrero del tenis con oficio y fe. Es gigante. Tiene mucho mérito ganar con más limitaciones que otras raquetas del circuito, que con más recursos han logrado menos títulos. Pero eso es todo. El palmarés no supone adquirir una calidad superior, que no se tiene por mucho John Carlin que te bendiga. No lo afirmo yo, lo dice su tío/entrenador, el que mejor le conoce: "probablemente es el jugador que más partidos gana jugando mal...". Exacto, él sí que sabe. Sabe que ha sacado mucho petróleo de un pequeño pozo. Su pupilo ha ganado por la fe, no por la clase; no es superior, sólo más creyente (y si sus fanáticos internautas asumieran eso, ganaríamos todos). Otro es el mago, el esteta, el genio. Es Dios. Técnica pura, elegancia, plasticidad, calidad innata para realzar ese deporte.
Así que, no. No es equiparable Zeus a Heracles. Nunca han sido lo mismo dioses y gigantes

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres