viernes, 13 de diciembre de 2019 03:10 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mis apuntes

La máxima

Eso de ser "la máxima autoridad" parece que les "pone" y bastante, a más de uno/a. De todos es sabido que a la mayoría de los políticos les encanta que les bailen el agua y les canten alabanzas, cual querubines en un solemne pedestal, puesto que la política en este país, cada día se parece más a una película de cine con suficientes ingredientes de tramas mafiosas y corruptas al más puro estilo, "El padrino".

Archivado en: Ana Isabel Ferreras, la máxima autoridad

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Ana Isabel Ferreras
11/9/2015 - 01:10

A todos éstos que exhiben sin ningún pudor, la autoridad que les han concedido los ciudadanos, para hacer y deshacer a su antojo, y por desgracia en la mayoría de los casos asistidos por la ley (no olvidemos, que los gobernantes son los que hacen las leyes y siempre barren para ellos en nombre de la justicia y la solidaridad), les vendría como anillo al dedo un buen encontronazo con la realidad, que les abofeteara lo suficiente para que bajasen un poco más a la tierra, de ese....su querido pedestal.
Y a los que están empezando en esta legislatura, estrenando cargo y carga en cada uno de los pueblos de nuestra provincia, que como novatos en estas lides van proclamando a los cuatro vientos: "el alcalde/sa soy yo", "la máxima autoridad aquí soy yo", tanto en piscinas entre peleas de niños, como en broncas de bar que con ellos no van,... éstos que sienten la bravucona necesidad de hacerse notar exhibiendo el nuevo mando, tienen que seriamente hacérselo mirar. Estudios científicos revelan que el perfil de los que actúan socialmente de esta forma, es el siguiente: prototipo de hombre (mayoría de los casos), de inteligencia mediocre, carácter apoquinado, en muchas ocasiones con ramalazos afeminados y fácilmente manipulable por el género opuesto (mujeres/madres), que necesita saciar su fracaso personal, con estrafalarias manifestaciones de superioridad o de "máxima autoridad" para saciar su ego personal.
De esta clase también hay y muchos diría yo, y en el terruño leonés están apostados tras una sebe, (como diría Trapiello), cabizbajos y retorcidos, esperando saltar desbocados para elevarse a los altares de la historia. Yo solo digo que quien quiera entender entienda, que mientras más engordan el papo más salpicará cuando revienten.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres