sábado, 29 de febrero de 2020 15:15 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
La conexión

La hora del gabinete de crisis

La pequeña localidad maragata de Castrillo de los Polvazares se ha convertido en los últimos días en el kilómetro cero del sensacionalismo periodístico internacional. Todo el trabajo de promoción gastronómica y turística llevado a cabo durante años por Luis del Olmo, Maruja y establecimientos de alta calidad como ‘Cuca la Vaina', se vienen abajo en pocos días por las consecuencias de un mal trabajo policial a la hora de resolver el crimen de la peregrina norteamericana Denise.

Martínez Carrión
18/9/2015 - 04:40

No me refiero, por supuesto, a la solución del mismo y a la detención del presunto asesino, Miguel Ángel Muñoz, sino a las formas, al modo, a la descoordinación policial y a la decisión última de convertir la Maragatería en el plató de una película de terror y suspense, con crimen incluido, además de helicópteros, decenas de policías, tanquetas, drones, perros y material de última generación a lo CSI. Y todo por dar respuesta cumplida a las presiones norteamericanas para una rápida solución al crimen. Así, ante la amenaza de enviar al FBI, la respuesta ha sido una coproducción de cine, al más puro estilo americano.
Castrillo ha pasado de ser un pueblo hospitalario en el Camino de Santiago y conocido por ofrecer el mejor cocido maragato a los visitantes a convertirse en el pueblo del asesino de la peregrina norteamericana. Será por poco tiempo. Todos sabemos que una mala noticia tapa a otra mala. Así es este tipo de periodismo. Llegará el juicio por el asesinato de la presidenta de la Diputación, Isabel Carrasco, y se olvidará el ‘caso de la peregrina'. Y así, sucesivamente. La verdad es que la provincia de León tiene mala suerte con su protagonismo en este tipo de noticias. Demasiadas tragedias y sangre en poco tiempo.
Lo que se echa de menos a todos los niveles es una estrategia de comunicación coordinada no para ocultar este tipo de sucesos -algo imposible e inviable- sino para minimizar sus consecuencias y contrarrestarlo con acciones positivas. Es innegable el daño que este crimen ha producido a la imagen de la provincia de León y especialmente al Camino de Santiago a su paso por la Maragatería. Durante mucho tiempo, los peregrinos al pasar por estas tierras lo van a hacer con prevención y con rapidez. Aunque presuntos locos y asesinos los hay en todos lados, aquí es donde uno de ellos se ha manifestado con mayor brutalidad. Y borrar esa acción llevará tiempo.
Aunque el tiempo curará la herida, no todo hay que dejarlo ahora a la bondad del paso del tiempo y a su benévolo efecto sobre la memoria ciudadana. Lo que Diputación, Junta, ayuntamientos implicados, asociaciones del Camino de Santiago, empresarios, Cámara de Comercio y hasta el Gobierno central deberían hacer es coordinarse para elaborar una estrategia, a corto y medio plazo, que devuelva a esta zona, y sobre todo al Camino de Santiago en la provincia de León, su tradicional imagen de seguridad, hospitalidad, amabilidad y de excepcional interés turístico, gastronómico, paisajístico, artístico y hasta religioso. Y, sobre todo, a nivel internacional, que es donde mayor desconocimiento hay sobre la realidad social y política de España en general y en particular de zonas tan apartadas como la Maragatería, entre otras.
No es hora de echar más leña al fuego y de buscar responsables ante tanto despropósito; es tiempo de buscar soluciones y pedir la complicidad, para empezar, de los medios de comunicación locales. El sensacionalismo es pan para hoy y hambre para mañana.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres