lunes, 24 de febrero de 2020 22:19 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
La conexión

Oportunidad de negocio

Los gobiernos centrales de los últimos treinta años se han empeñado en diseñar una red ferroviaria de última generación de forma radial, como en el siglo XIX. Es decir, Madrid como capital y centro de la península vuelve a convertirse en el kilómetro cero de llegadas y salidas de todos los viajeros ferroviarios del país. Como en el siglo XIX. La primera consecuencia es que Madrid es la gran beneficiada de la multimillonaria inversión en líneas ferroviarias de alta velocidad.

Archivado en: Francisco J. Martínez Carrión, la conexión, AVE, oportunidad de negocio, León, Madrid,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Martínez Carrión
02/10/2015 - 08:57

Cada vez que se inaugura una nueva línea de alta velocidad, como ahora ha sido el caso de León y Palencia, el tiempo se mide en virtud de lo que se tarda en ir o venir de Madrid; cuánto menos se tarde, mejor, más rápido, veloz, eficaz y moderno será el tren.
Madrid es un polo de atención enorme que fagocita absolutamente todas las actividades. La pregunta que ahora hay que hacerse es sí León está más cerca de Madrid o Madrid más cerca de León, porque no es lo mismo. Las autoridades leonesas calculan que en el próximo año pueden llegar a León a través del ferrocarril más de 150.000 nuevos viajeros. Muchos de ellos serán automovilistas arrepentidos que ven en el tren la oportunidad de un viaje más cómodo, seguro, rápido y hasta barato (entre peajes y parking sale más a cuenta). Pero otros tantos serán leoneses de regreso de un día de compras o placer a la capital de España.
Hay ciudades conectadas con AVE a Madrid a menos de dos horas de viaje que han visto, por ejemplo, como los catedráticos de sus universidades van y vienen a Madrid o agrupan su horario de clase en dos o tres días y el resto lo pasan en su domicilio de Madrid. Y así sucede con otros tantos profesionales.
Madrid es de por si una gran oferta cultural, educativa, de ocio, sanitaria, empresarial, tecnológica y financiera; mientras que León es una potencia media a la hora de ofrecer esa misma oferta, salvo en algo que no tiene Madrid: su arte, historia y paisaje. Pocos madrileños van a venir a León a hacer sus compras de nueva temporada, de Navidad o de rebajas; pero, sin embargo, serán muchos los leoneses y palentinos que viajarán a Madrid hasta con la excusa de ver la iluminación navideña y, de paso, hacer las compras para los regalos de Reyes. Así sucede en Toledo, Ciudad Real, Segovia, Albacete, Valladolid y otras ciudades mesetarias unidas ahora con Madrid por el moderno cordón umbilical del AVE.
No se puede competir con lo que significa el gran polo de atracción que es Madrid, salvo en muy contadas actividades, aquellas que marcan la peculiaridad de una ciudad o de un territorio. Y aquí es donde León y Palencia deben luchar para acercar el gran mercado que supone Madrid. No hay que olvidar que los madrileños están deseosos de salir de su entorno asfixiante y macrourbano los fines de semana, puentes, feriados y vacaciones en busca de aire limpio, paisajes nuevos, aventuras, monumentos, historia, leyendas, deportes de riesgo, gastronomía, tapas baratas, buenos vinos y lugares por donde pasear para dejar escapar la rutina estresante de la ciudad y donde los niños no corran peligro. A León no le ha tocado la lotería sino una oportunidad de negocio y ahora hay que estrujarse la imaginación para hacer rentable tan gigantesca inversión (1.600 millones de euros).

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres