lunes, 27 de enero de 2020 04:10 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
hecho a mano

Permíteme que insista

Aunque no se aprecie bien, y es lástima, conviene rescatar la foto que hace un mes se convirtió en viral por lo que representa. Un grupo malgasta la ocasión captando un instante con sus jodidos celulares, mientras una viejecita -la única sin móvil- aprovecha para sentir ese instante y disfrutarlo. Ella mira y sonríe serena, aprecia la magia del acto y se lleva su sabor original. Al mismo tiempo, un tropel de subalternos -cada uno imita al de al lado- tratan de llevarse una copia como prueba de que estuvieron allí y de algo que saldrá al día siguiente reproducido en mil sitios. Emular o sentir, aparentar o vivir, he ahí el dilema.

Archivado en: Javier Cuesta, teléfono móvil, redes, nuevas tecnologías

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Javier Cuesta
16/10/2015 - 04:40

La foto viene como anillo. Después de yo pontificar sobre lo superficial de teléfono y redes, algún amigo me reprochó el argumento. Pues insisto. Lo que dije y reitero es que las tecnologías están creando un mundo peor de hombres peores. No por sus grandes posibilidades sino por su mal uso. Adicto confeso, mi amigo se defiende: es que no hay vuelta de hoja. Ya, ni con otros males, no te jode, pero eso no los convalida: el calentamiento o la contaminación o el consumismo parecen sin marcha atrás... ojo, salvo que no haya nada que consumir. Cuidado con categorizar, que nada es irreversible; otra cosa es vivir para verlo.

En cualquier caso, mis advertencias se dirigían a la perversa utilización. Y las resumo en una práctica extendida. Hay miles así, pero baste una acción como fundamento de mi doctrina: alguien que sale a comer fuera y lo primero que hace es una foto del plato, la sube inmediatamente a facebook y disfruta -y quizá se excite- pensando en los que la ven más que en el propio manjar que le ponen en la mesa... alguien así es sencillamente tonto y ya puedes añadir cien calificativos pero no olvides usar primero ese en todas sus acepciones, no sólo persona hiper-mega-pija sino mermada mental. Es alguien que ha perdido sus valores, desde el pudor hasta la estética, y trastocado sus sensaciones de verdad por las de mentira. El éxito computado en fotos, la vida medida en "click". Como en la imagen. Eso hacen millones de personas con sus móviles y redes, en ese triste intento de aumentar su ego a base de "me gusta" e infantilidades por el estilo. Por eso pedí permiso. Permiso para insistir en lo de un mundo peor de gentes peores. O al menos, más mediocres y tontas. Y los que se sientan aludidos, a mirárselo con urgencia.

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres