miércoles, 26 de febrero de 2020 03:03 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

¡Y el cine fue una fiesta!

Para los que recordamos el cine con verdadera pasión, no podemos olvidar con qué ilusión y deseo esperábamos los domingos como algo premonitorio de ir a ver la magia sobre una pantalla, cual era el CINE, CON MAYÚSCULAS. Y es que ahora, con los adelantos en los medios audiovisuales que existen y, porqué no decirlo, por el precio de las entradas en una sociedad con los bolsillos casi vacíos, resulta gratificante ir al cine, ese de la pantalla grande y que muchos casi no saben cómo es, y ver largas colas para sacar las entradas en los días que con gran acierto han cordado en llamar ‘la fiesta del cine' con un precio más asequible a las economías actuales.

Archivado en: Maximino Cañón, cine, chuches, palomitas, cine más barato

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
13/11/2015 - 04:40

Es cierto que existen cambios sustanciales. Antes la gente, sobre todo los niños y niñas, con el sobrante de la entrada comprábamos ‘pipas', ‘chufas', ‘manzanas rebozadas de caramelo' (hoy ‘caramelizadas') y un largo etc. de golosinas (después llamadas chuches), que hoy han sido sustituidas mayoritariamente por las famosas ‘palomitas', importadas, ¡cómo no!, de los Estados Unidos; chocolatinas y bebidas en vasos de papel, cosa inimaginable en los tiempos de oro del cine en España.
Yo, como muchos otros, sigo siendo de los que a la menor oportunidad voy al cine. Las salas de hoy en día no son de la capacidad de las de antes pero, como pensamos los aficionados al séptimo arte, menos es nada. Me gusta ver que la mayoría de los espectadores del cine en las salas son gente joven, se puede contar con los dedos de una mano los que pasamos de la cincuentena... o más, a excepción de los ‘Titanic' o ‘los apellidos vascos', sobre todo porque pensaban ¿cómo no voy a ir yo si han ido todos los que conozco? Cuando echan películas de moda, éstas tienen una doble función; por un lado, contribuyen a mejorar los resultados de taquilla; y por otro, sirven de recordatorio y para ver cómo es el cine fuera de las televisiones, por muy planas y grandes que sean.
Pero volviendo al origen del comentario, diré que, a la vista de los llenos que pude observar en estos días de ‘la fiesta del cine', el cine gusta en las pantallas para las que fue concebido, pero siempre que los precios sean asequible, porque está demostrado que "valen más muchos pocos que pocos muchos" y, de esta forma, lograr que el cine siga siendo una fiesta.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres