jueves, 28 de mayo de 2020 10:54 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
hecho a mano

A poeta por pueblo

Dice el genio que parece remitir la fiebre local por escribir y justo entonces se anuncia el Gran Hermano literario en el Quindós para desmentirle. Penúltimo episodio de un colectivo que exhibe una super-actividad abrumadora. Tendrá que ser así, porque son muchos y muy afanosos. Febriles hasta cuando los encierran. Tinofc calcula por lo bajo que salimos a poeta por pueblo y que no habrá bosques en Canadá que soporten tanto azogue poético y tanta edición leonesa. Y menos ahora que se suman políticos con sus indulgentes memorias.

Archivado en: Javier Cuesta, Del Paso, Premio Cervantes, poeta, Echenoz, Llamas, Llamazares

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Javier Cuesta
04/12/2015 - 09:20

Entre paréntesis: Del Paso, último premio Cervantes, apenas lleva cuatro novelas en medio siglo de oficio, porque siempre tuvo claro que a la montaña de libros ya publicados sólo merecía la pena añadir otro si se trataba de una obra maestra. Visto lo cual, no es necesario prodigarse tanto para llegar lejos. Y no es preciso tampoco extenderse para lograr una obra rotunda, cuando ya desde Hamlet sabemos que la brevedad es el alma del talento. Con permiso, usaré a Echenoz, mi última debilidad, para apuntalar la idea: lo que no se puede decir en cien páginas, condensado, no tiene sentido contarlo. Cierro paréntesis.

Me confesaba Llamas en su retiro montañés veraniego que había alrededor de cien escritores en esta tierra y presumía de mantener contacto con casi todos ellos desde la distancia barcelonesa, vía redes y demás vehículos dañinos para la lírica. Toño, que es sobre todo poeta y de los grandes según Llamazares, sabe bien que la mayoría de ellos lo intentan, alguno lo consigue. Pero tanto autor, tanta creación junta en un espacio concreto exigiría un estudio serio, no tanto literario como psico-sociológico (¿acaso desde la vanidad exista una explicación?). Puede que algún experto conductista lo aborde alguna vez.

En fin, no puede conculcarse una afición así, sólo faltaba. Defiendo que es mejor estar urdiendo textos que gastando el tiempo en el bar. Además, ni siquiera los menos dotados logran hacer gran daño a la literatura (si acaso, a veces, un poco al estilo). Ahora bien, si convenimos con Baudelaire que hay que ser sublime sin interrupción, desde mi modesta posición de pseudo-escritorcillo frustrado, impotente como tantos, y con todo el afecto del casi colega, me atrevo a sugerir a la peña que trate, por Dios y por (dios)Rulfo, de dosificarse. Que hay vida más allá de la escritura, caramba. ¡Y que hay que dejar tiempo pa´leer!

 

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres