viernes, 27 de noviembre de 2020 21:23 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

Felipe Magdaleno y su coral celestial (33º Aniversario)

Había pasado la Semana Santa del año 1979 cuando paseando con mi amigo José Manuel (Pipo), este me comentó la satisfacción que le había producido el escuchar a la Coral Isidoriana, dirigida entonces por su fundador, e inolvidable, Felipe Magdaleno Bausela, en el concierto que cada año por estas fechas tenía lugar en la Basílica de San Isidoro y que hoy persiste de la mano de su dignísimo sucesor Teodomiro Álvarez García, maestro de capilla de San Isidoro y máximo responsable del mantenimiento hasta nuestros días de la magnífica formación coral.

Maximino Cañón
15/1/2016 - 05:50

Cuando contemplábamos la Catedral, comentamos la ilusión que nos haría formar parte de aquella prestigiosa y querida Coral. Dicho y hecho. Al día siguiente nos personamos en San Isidoro a ver si se nos admitía. Aún recuerdo cómo tocamos el timbre, como si fuéramos a solicitar trabajo, cuando salió un canónigo y nos preguntó el motivo de la visita. Casi titubeando, le expusimos el motivo y acto seguido salio Felipe Magdaleno Bausela, (Don Felipe en lo sucesivo) que, aunque pequeño en estatura, era grande en humanidad y en conocimientos corales, el cual, con cara de satisfacción nos atendió y nos insinuó la posibilidad de hacer una breve prueba, más que nada para identificar las voces. Así fue, la hicimos acompañados por el viejo armonio situado en el lugar de ensayos y pasamos la prueba. Ya éramos miembros (en prueba se entendía) de la Coral Isidoriana. Después se incorporó nuestro gran amigo Luciano Magadán. Fueron unos años maravillosos, donde ensayábamos y cantábamos mientras recorríamos parte de la geografía leonesa. Don Felipe tenía una mano especial para las canciones regionales, además de para las eclesiásticas, llevando a sus espaldas muchas grabaciones en disco, hoy difíciles de encontrar. Pero al mismo tiempo que Don Felipe adaptaba las partituras a sus arreglos, llevaba consigo la traidora enfermedad, a veces insensible, de corazón, que si bien, de vez en cuando le daba un pequeño aviso, la cosa no pasaba de ahí. Y llegó el fatal día, el 11 de enero de 1983, en que cayó fulminado en su querido San Isidoro mientras decía misa. Por eso ahora que ha celebrado el 33 aniversario de su fallecimiento, y ya en compañía de los muchos coralistas que le han acompañado, me imagino la gran Coral que habrá formado en el Cielo con Pilar Bajo; Santos Robles; Joaquín Liébana; Pedro Salazar y todos cuantos han formado parte de la Coral Isidoriana y que en estas Navidades se habrán reunido en el cielo de la mano de quien fue su director, para entonar su Pastorada Leonesa que, por cierto, en estos días se ha visto enriquecida con la presencia del ‘Negrillón'de Boñar, inspirador de una de nuestras jotas mas representativas del auténtico folclore leonés.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres