sábado, 10 de diciembre de 2016 09:46 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
ENTREVISTA / ANTONIO CARRASCO / PRESIDENTE DEL COLEGIO OFICIAL DE FARMACÉUTICOS DE LEÓN

“El paciente crónico es quien más se beneficia de la receta electrónica"

Presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de León, donde representa a 750 colegiados, y del Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de Castilla y León.  Durante su mandato ha vivido de lleno la implantación de la receta electrónica en las 330 farmacias de la provincia, un proceso que culminará en junio cuando se llegue a las farmacias de la capital. Adaptación a las nuevas tecnologías, formación continua de los farmacéuticos y acercamiento al paciente son hoy los pilares del programa del Colegio de León.

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

“Queremos acercar el Colegio de Farmacéuticos al paciente a través de la colaboración con las asociaciones” - “Hemos adaptado el Colegio a las nuevas tecnologías y apostamos por la formación continua”

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es /AIMA
18/3/2016 - 06:08

¿Cómo se está desarrollando la implantación de la receta electrónica en la provincia?
La receta electrónica empezó en octubre, en la zona de Villafranca del Bierzo. Pero es un proyecto que lleva detrás más de dos años de coordinación, programas, protocolos, actualización de programas informáticos, extensión de redes de comunicación... Date cuenta que León es una provincia bastante diseminada, con mucho núcleo pequeño, con 330 farmacias de las que el 70% está en zona rural, y en zonas rurales muy alejadas donde las comunicaciones no siempre están aseguradas. Ha habido que hacer un estudio de todas las comunicaciones en todos los pueblos.

 ¿Puede darse el caso que alguna farmacia quede fuera de la receta electrónica por no poder acceder a la red?
No. Una de las premisas cuando hicimos el contrato con Vodafone, que es quien soporta la receta electrónica en todo Castilla y León, era tener por escrito que el 100% de las farmacias y de los botiquines de toda la autonomía, y por lo tanto de la provincia de León, iban a tener acceso a la red. Y para ello, utilizarían la tecnología que hiciera falta. De hecho, hay algunas como la de Candín que están con satélite.

¿Cuándo llegará a la capital?
Si todo sigue con el plan previsto, que hasta ahora se va cumpliendo, se finalizará en toda la provincia con la llegada a León en la última  semana de mayo. Y a partir de junio empezarían a recetar en los centros de salud de León.

¿Cuál es la valoración de las farmacias donde ya funciona?
En general muy bien, y con un crecimiento exponencial. En el primer mes de implantación de la receta electrónica se dispensaron 3.000 recetas. En el segundo, 11.000. En el siguiente, 16.000. Y en el  último, 70.000.

¿Quién se beneficia más de la receta electrónica, el médico, el farmacéutico o el paciente?
Todos, pero el más beneficiado desde mi punto de vista es el paciente crónico. Al final todo va a redundar en su seguridad y en una correcta administración de los medicamentos. Tanto el médico como el farmacéutico van a tener acceso a su historial farmacológico, con lo que de un vistazo verán si hay interacciones o duplicidades, si tiene incompatibilidades de medicación… Otra ventaja añadida es la comodidad. Un paciente crónico va a ser el más beneficiado, porque va a tener prescrita la medicación para un año. En un año no  hace falta que vaya al médico a por recetas, va directamente a la farmacia, se evita las colas de espera.

Relacionado con la seguridad del paciente, ¿cómo funciona el programa de dosificación personalizada?
Éste es un proyecto que la Administración debería recoger como ha hecho en otras comunidades autónomas, que a través de sus Servicios Sociales también, además del médico y del farmacéutico, detectan problemas en esa gente mayor que no tiene adherencia al medicamento. Los medicamentos tienen una dosis terapéutica y el paciente tiene que tomar la que le ha indicado el médico.

El Colegio de León ha participado en distintos estudios,  concretamente en el control de la medicación en pacientes de Alzheimer. ¿Este tipo de estudios se ampliará a otros colectivos de enfermos?
Ese proyecto fue muy interesante, nos permitió sacar grandes conclusiones y además fue premiado a nivel nacional el año pasado como una de las mejores iniciativas, en el periódico Correo Farmacéutico. La intención del Colegio de Farmacéuticos de León es acercarse al paciente a través de las asociaciones, y colaborar con ellas, dar a conocer su enfermedad. En el caso del Alzheimer quien tiene que conocer la posología es el cuidador.

¿Además de éste, otros trabajos también han sido premiados?
En los últimos siete años hemos recibido siete premios del Correo Farmacéutico y un premio de la Asociación de Alzheimer. Nos han premiado siempre por iniciativas novedosas.

¿Cómo se materializa la colaboración con otros colegios profesionales?
Con el Colegio de Dentistas y con el de Nutricionistas en el seguimiento de la alimentación de las mujeres embarazadas. Queremos mantener esta colaboración en proyectos con nutricionistas y dentistas. También colaboramos con el Colegio de Médicos. Los colegios a nivel de León sí tenemos un acercamiento bastante grande y estamos en contacto.

¿Qué iniciativa está ahora en marcha?
Ampliar a toda la provincia la  adaptación de las farmacias para que sean accesibles a todas las personas.

¿Facilitar el acceso a las farmacias también de zonas rurales?
Queremos extender este proyecto que ahora está en León. Ya sabes que la farmacia rural está cerca del paciente, es un servicio sanitario que en algunos pueblos es el único que queda. La sanidad y la farmacia está evolucionando hacia el paciente, porque está envejeciendo, se está cronificando.

¿Las farmacias que tengan que hacer obras de accesibilidad tienen algún tipo de ayuda?
El Ayuntamiento de León ha establecido una bonificación del 50% en la licencia de obra. De todas formas, desde hace años, todas las farmacias que se renuevan o se hacen nuevas están obligadas a cumplir la ley de accesibilidad, con lo cual afecta a farmacias antiguas.

El Colegio de Farmacéuticos está volcado en las nuevas tecnologías. Tiene una app para saber qué farmacia está de guardia. ¿Continuarán los proyectos en este campo?
Esa aplicación fue pionera en España, diseñada por un informático de León, es muy completa porque te permite ver las guardias no sólo hoy si no las de la semana que viene y las siguientes. Lo ideal es continuar con ella, con recomendaciones y con consejos a los pacientes. Ahí hay un campo interesante. La verdad es que hemos modernizado mucho el Colegio, adaptándolo a los nuevas tecnologías. Hemos puesto un sistema de documentación colegial donde hemos escaneado y archivado todos los documentos, incluso las actas de hace 100 años. Todo está informatizado.

Por un lado, formación del paciente. Por otro, del propio farmacéutico.
Esa es una de las actividades fundamentales del colegio, del Consejo Autonómico y del Consejo General. Tenemos todas las semanas algún tipo de formación, porque estamos en un sector que evoluciona muy rápido. Hay que estar continuamente al día.

¿Cómo es la relación con el Sacyl?
La relación es muy buena porque el objetivo final de todos es el paciente. Nosotros estamos en un contacto más directo con el paciente, pero no dejamos de formar parte de la sanidad pública, de gestión privada.

¿El paciente confía más en el farmacéutico que en el médico?
Muchas veces sí, depende para qué. El farmacéutico es un experto en medicamentos, por lo que no es de extrañar que la gente confíe en él para los medicamentos. Otra cosa es el diagnóstico de la  enfermedad.

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres