lunes, 16 de septiembre de 2019 17:10 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
hecho a mano

Huir

Comienza Manilla su último poemario con un "No sabemos si irnos o quedarnos. / Si echar raíces / o dejarnos crecer las alas." El poeta duda, se lo piensa todavía, mantiene una miaja de esperanza porque es poeta. Incluso habla de quimeras. Los poetas son románticos y resisten, el resto claudicamos.

Archivado en: Javier Cuesta, Manilla, Banco Ceiss, emigrar, marchar

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Javier Cuesta
15/4/2016 - 02:20

¿Alas o raíces, quedarse o marchar? Pues depende: si eres joven tendrás por fuerza que volar de aquí, las mismas estadísticas te empujan, si eres viejo te aferrarás -ni siquiera vale apelar a raíces que se van secando- a lo poco que tienes, a lo poco que hay: un trozo de tierra improductiva, la aventura cotidiana de un mostrador o una media nómina que tampoco garantiza salir de la penuria pues (nuevo) trabajo y estrechez se dan la mano hoy. Ríndese el agricultor, el comerciante, el hostelero. Los jóvenes trabajadores leoneses, doce mil desde 2008, huyen de una provincia vencida (con políticos sin agallas), el banco Ceiss o los talleres de Renfe también, los mineros huyen de un sector sin futuro, los ganaderos también, el escritor jubilado quiere (y no puede) huir de Montoro, el gran empresario también, y sí puede. Huir, todo es huir. Y otros, unos cuantos, ¿los raros?, habitualmente huimos de la oleada de actos sociales en nuestra ciudad, abrumados por una hoja de ruta diaria que no podríamos seguir, aunque quisiéramos, ni con chofer y coche oficial. No obstante, a veces flaqueamos por el punto débil de los libros y asistimos a una presentación aunque sea por muy contadas razones: porque se trata de alguno de los pocos ídolos que nos quedan (es Morán, punto) o por una cuestión sentimental (es amigo, punto). Así es como te reencuentras con el escritor, le abrazas, lo lees y te das de bruces con sus versos certeros. Y al fin, hasta el poeta soñador tiene que escribir de trenes que se escapan, del pan del desengaño y de lo único que queda ya en pie: la nostalgia, que (dice él, y dice bien) es otra forma de derrota.
Ya que la cosa va de escritores y de huir y de vida social: cumplió los ochenta, yo no estuve, y lo celebró reuniendo a grandes defensores de las libertades, si llegase a los noventa, ya se encargará ella de que no, de que 'huya' un poco antes, en tal caso tendría que incorporar algún invitado nuevo que no desentone, tampoco yo estaré, así pues pensemos nombres, ¿tal vez Donald Trump, ya expresidente para entonces?, (santa) Isabel, líbranos del Mal, amén.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres