domingo, 17 de noviembre de 2019 13:39 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
hecho a mano

Locos por las ondas

Siete de abril, ocho de la tarde, Ateneo Varillas, charla de Alcoe titulada ‘Wi-fi ¿perjudicial para la salud?', setenta asistentes interesados, ningún medio, cero referencias al acto. Muy sospechoso. Periodistas que acuden a citas en las que a un escritor le acompaña si acaso su familia o a cualquier evento que deviene solemne en cuanto algún concejal se acerca a orinar por allí. Aquí nadie.

Archivado en: Javier Cuesta, ondas telefónicas, Wifi, wifi y salud

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Javier Cuesta
29/4/2016 - 03:30

No es la primera vez: los que denuncian riesgos de las nuevas tecnologías no logran ser visibles. Vicente, Alberto y Alfonso luchan contra molinos. A pesar de que su mensaje es actual y sensato: no somos prehistóricos ni apocalípticos, no estamos contra el progreso, estamos con la prevención y a favor de regular, de medir, de racionalizar. Pero nada, ni con pruebas médicas y científicas, ni con estudios y estadísticas. Ni por invocar el 325 del Código Penal. Aun así, el martes 3 de mayo se van a predicar hasta Ponferrada. No se rinden. Tal vez en el próximo coloquio deban invitar a Ramonet para que les hagan caso. En su último libro, ‘El imperio de la vigilancia', el pensador advierte del peligro del control masivo, del Gran Hermano en el que nos espíen no sólo Estados sino empresas privadas. Y cada vez se hará más imprescindible tener un buen escondrijo, un bunker vital de salvación.
Ramonet incide en la seguridad, Alcoe en la salud, yo insisto en los hábitos, la anécdota, la tontería: redes y móviles dejan al desnudo nuestras miserias y nuestra impudicia. Hay adicción y vacío, exhibicionismo y gran déficit de afecto, de madurez, hasta de gusto. No existe la intimidad ni somos dueños ya de nuestro tiempo o de nuestras acciones: ¿se dan cuenta que respondemos constantemente a estímulos de los demás? Hay por último mucho infantilismo, superficialidad, risa de chispazo, ingenio rápido sí, pero no humor sólido. Poco poso cultural, escaso talento serio. Esas virtudes todavía circulan por otras vías.
¿Anécdota, dije? Nada de eso. Más bien reacciones alarmantes. He visto a un tipo chocar con su moto y -desde el suelo, el casco puesto, inmóvil y cagándose en dios- buscar su teléfono a toda costa. Aventuro que el último deseo del moribundo será ver si tiene algún mensaje. Un pasajero se hace un selfie con el secuestrador del avión, unos bañistas se van pasando un delfín para la foto hasta que el animal muere fuera del agua... ¿Estamos locos o nos faltan tres días?

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres