viernes, 15 de noviembre de 2019 06:04 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mis apuntes

Jubílate

Lejos de parecer que el fin de la vida laboral se refiera a desechar algo porque ya no es útil, jubilarse se refiere a la festividad o júbilo, celebrando el comienzo de la única etapa de nuestra vida, en la que podemos dedicarnos a nosotros mismos y a lo que nos dé la realísima gana.
En España la edad de jubilación, está fijada de forma ordinaria, en los 65 años. Pero si se trata de funcionarios públicos, nos encontramos con unas excepciones que hacen posible, retrasar la edad de jubilación hasta los 70 años, y todo porque una norma así se ha encargado de blindarlo. Los funcionarios docentes universitarios, los magistrados, jueces, fiscales, secretarios judiciales y registradores de la propiedad pertenecen a esa clase de personas, tan humanas como las demás, pero tan diferentes al resto.

Archivado en: Ana Isabel Ferreras, jubilaciones, funcionarios, prilegios de jubilación

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Ana Isabel Ferreras
29/4/2016 - 03:30

Y digo yo, con todos mis respetos.... ¿qué será lo que tienen este grupo privilegiado de ciudadanos, que les diferencie tanto de los demás? Es muy loable, por supuesto, que hayan obtenido empleo público a través de duros sistemas de selección (en muchos casos con muchos matices), que se hayan esforzado en obtener unos buenos estudios con unos mejores resultados. Hasta aquí todo normal, pero ¿qué células diferentes tienen con respecto a un agricultor, albañil u oficinista, para que a éste no le permitan seguir trabajando, en caso de que quiera (bastante más difícil en estos oficios), hasta los 70 años como ellos? Posiblemente el sueldo que cobran estos funcionarios de élite, sea el máximo aliciente para seguir calentando la silla hasta el septuagésimo año, y que en el caso de los profesores universitarios, puede extenderse otros dos años más con la figura de emérito (hasta los 72). O puede que sea simple y llanamente el mantenerse dentro de su círculo social habitual, con el prestigio que se han ido creando y alimentando entre ellos, año tras año, y se resisten a abandonar. Porque no nos engañemos, el tiempo pasa para todos y por muy buenas que tengamos nuestras capacidades físicas y psíquicas, es imposible estar en las mismas condiciones óptimas a los 30, los 40, 50, 60... Así que no se engañen, mírense al espejo y no se resistan, que facilitar paso a los jóvenes rejuvenece el cuerpo y el alma, y dejen ya de bloquear con su persistencia el acceso a puestos de trabajo, en un país con la tasa de paro más alta de Europa.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres