lunes, 18 de noviembre de 2019 10:34 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
hecho a mano

Patria querida

Escribía hace poco Julio Llamazares del pomposo patriotismo de los ricos, de las banderas en coches o balcones cuando gana la selección y de patriotas que sacan el dinero de aquí para Suiza o Panamá. Cierto. Que el castellanísimo Aznar haga mal su declaración siendo inspector de Hacienda o el españolísimo Bertín, macho ibérico por excelencia, ame más a otro país e intente eludir impuestos, es lo más desalentador para un contribuyente desde la llorera de Lola Flores pidiendo una peseta a cada español. Es comprensible el desencanto.

Javier Cuesta
06/5/2016 - 04:40

Se debilitan la Agencia Tributaria y nuestra sangre española. Así no hay quien haga piña. Por mucho empeño que pongan en fabricar nuestra identidad desde Madrid los que creen te-ner el monopolio de certificar la nación válida. Tanta marca España y luego Saphir Parfums patrocina la gala de los Goya 2016, que es como si los Óscar estuviesen apadrinados por Veterano el Toro. Si es que no puede ser. Piensen ustedes: ¿de verdad alguien iría a la guerra ahora, sin dinero de por medio, para defender fronteras en un mundo de leyes internacionales, costumbres globalizadas o TTIP por encima de los Estados? Más aún, ¿alguno está dispuesto hoy a dar su vida por salvar al Rey? ¡Anda ya! La patria implica héroes y temo que de eso ya no queda. Además, el individualismo triunfante se traduce en que mi patria, como mucho, soy yo.
Añadía Llamazares: "Es lo que tiene ser patriota, que la patria coincide con tu idea de ella". Muy cierto: ¿a qué tantas gárgaras con la palabra patria si resulta que cada uno tiene la suya, si hay casi tantas como ocurrencias? Patrias confesas: que si la tierruca, que si la infancia, que si el idioma... También la memoria, nuestra madre, un equipo de fútbol, el lugar del bachillerato y hasta el rincón de veraneo de cada cual. Difuso el concepto, y no digamos ya para el de Bilbao, que nace donde le da la gana (yo mismo, vasco de Veneros). La única muy clara es la de ministros y banqueros: su cartera. De hecho, la mayor broma es llamar a ciertos políticos ‘padres de la patria'. En fin, para el poeta la patria quizá sea la piel de su amada, para un estañador su carromato, para el rockero su guitarra, para un asturiano la segunda frase de su himno en una noche de sidra... ¿Y cuál es la suya, oiga, la misma de Bárcenas, Conde, Rato, Manos Limpias? ¿o es usted, como el compatriota Imanol, muy leonés y mucho leonés?

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres