miércoles, 20 de noviembre de 2019 13:15 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
hecho a mano

Poderosos

Siempre digo que 'amanezco' cada día feliz como un niño y lo soy hasta que leo el primer periódico. Más valiera no saber, en la ignorancia se vive más dichoso. A veces nos enteramos sin querer, sin ser fisgones. A Campofrío -y ya veremos cuántas similitudes acaban coincidiendo en Rodríguez- le indemniza el seguro con 300 kilos por el incendio de su factoría, porque calcula también el lucro cesante o beneficio dejado de percibir por el siniestro. La Junta, nuestra boyante Junta, suelta otros treinta kilos más, millón arriba/abajo. Y la empresa vuelve a invertir -pongamos- sólo 250 en la nueva fábrica. El resto volará, además lejos: accionariado en manos mejicanas. Todo ello redondeando, ya digo: difícil afinar decimales en cifras mil millonarias. Penúltimo ejemplo de que el grande nunca pierde.

Archivado en: Javier Cuesta, ricos, poderosos, Campofrío, Florentino Pérez

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Javier Cuesta
03/6/2016 - 04:40

Mucho reíamos en el viejo periódico cuando el viejo empresario decía 'mantenme al margen' para transmitir 'tenme al corriente'. Nos reíamos pero todo el mundo interpretaba la orden cierta, por la cuenta que traía. Luego acababa riendo el amo: se jactaba de que a él le aceptaban un talón que ponía veinte mil con B; nosotros lo escribíamos con V y lo rechazaban. Así era y nada ha cambiado. El poderoso ríe el último, el poderoso habla mal y lo entendemos, escribe mal y le admiten el cheque, se equivoca y sale ganando. A usted un error, un desastre, cualquier fracaso le sale caro. En cambio a Florentino -taimado dueño de este país- le compensan la paralización de un almacén submarino de gas con 1.350 millones que pagamos los usuarios del suministro. El coste de la condena a los bancos por la cláusula suelo repercutirá en los clientes, denlo por hecho. Y así con eléctricas, telecos, concesionarias de servicios públicos... O suben sus tarifas y comisiones, o mandan a la calle a trabajadores de cien en cien. Nuestra libertad se reduce a aceptar sus condiciones, su precio, sus caprichos. Sigue valiendo, sin trazas de que cambie, aquella idea de Barret de que hoy como siempre la ley del mundo es la fuerza.

Pero los ricos también lloran -eso sí, en su cumpleaños-. Amancio Ortega obtiene mil millones de dividendos al año. Cantidad tan obscena que de algún oscuro agujero ha de salir: ¿deslocalización, míseros salarios y talleres en el tercer mundo, evasión, entramados societarios, exenciones fiscales, fundaciones? Por resumirlo con Balzac: "detrás de cada fortuna hay un delito".

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres