jueves, 15 de abril de 2021 15:25 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

Urochollos

Hace algunos años, los listos de nuestros político-gestores y pseudocientíficos pidieron a Europa (y se lo dieron, claro) un Life (Plus) para trabajar en frenar la extinción del urogallo (o lo que queda de él tras las cacerías indiscriminadas de antaño). Los europeos, que en esto son tan corruptos como los españoles, soltaron unos cuantos miles de euros sin mirar más y las administraciones peticionarias y ‘competentes' se los fueron repartiendo como bien entendieron entre amigos y familiares de asociaciones y fundaciones varias. Ya se sabe que quien parte y reparte se lleva la mejor parte y además va tejiendo favores.

Archivado en: Nicolás Pérez Hidalgo, urogallo, Life

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
03/6/2016 - 01:10

El documental sobre el urogallo que presentaron hace unos días científicos de verdad, de esos que publican sus estudios en revistas serias para que todo el mundo pueda leerlas y someterse a la crítica del resto de científicos y del público en general, recoge el pasado, el presente y el negro futuro que le espera a los urogallos de nuestros montes. En él claman en el desierto de la incoherencia, que no se despilfarre dinero público y que nada se haga para salvar la especie. Que la dejen en paz, porque lo que se está haciendo sirve para todo lo contrario.
Lo cierto es que después de tanto desembolso poco nos va luciendo el pelo (o la pluma), porque allí donde antes había pocos gallos hoy hay menos y seguimos sin investigar el porqué, aunque se intuye. Mientras tanto gastamos los euros del Life en decir periódica y machaconamente que "se está trabajando en ello", y nuestros científicos emigran a otros países a investigar allí las cosas que con una mísera parte de lo que despilfarramos podrían estudiar aquí, aumentando con ello el conocimiento para conservar mejor nuestro patrimonio natural.
Estos proyectos Lifes son limosnillas que nos suelta la Unión Europea para que trabajemos en temas medioambientales varios; lo mismo se pide un Life para estudiar el urogallo o la náyade zamorana, que para restaurar la vegetación de ribera de un tramito de rio. Y con é stas, es fácil pensar que a muchos les seguirá interesando destrozar los hábitats para que las especies estén al borde de la extinción y continuar así subidos a los urochollos. Que las poblaciones de urogallo se recuperen (o no) es otro cantar que a pocos importa.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres