sábado, 1 de octubre de 2022 00:46 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

Etiquetando

Mucho tiempo atrás escuché en una entrevista a cierto responsable del sector lácteo decir, cuando aun había cuotas y la crisis no había arrasado con todo, que el problema de los ganaderos de leche se terminaba con una buena normativa de etiquetado, que pudiera permitir a los productores plantear actuaciones enfocadas a promocionar los productos elaborados con materias primas del terruño.

Archivado en: Nicolas Pérez Hidalgo, etiquetando, etiquetado de alimentos

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
17/6/2016 - 08:27

Lejos de hacerle caso, se ha visto como nuestros responsables políticos (los de siempre) han seguido erre que erre favoreciendo que las industrias sigan ocultando información a los consumidores. Así, los pobrecillos y aborregados clientes no pueden saber de dónde proceden los productos básicos de cada día, porque no aparece (ni interesa que lo haga) ni figura claramente el origen de las materias primas con los que se hacen los productos elaborados.
En esta terrible globalización se permite que se vendan leche con el logo de una de las marcas de aquí, aunque la leche proceda de fuera de nuestras fronteras. Lo mismo que la cacareada y afamada cecina de león que de aquí tiene solo la coletilla "de León" (no del felino africano). O que decir de los lechazos que vienen de Centroeuropa, se matan en Castilla y León, se les pone el sello del matadero de turno y ya les hemos dado la nacionalidad castellano-leonesa... o los garbanzos "pico pardal" (la gran mentira de los últimos años) que vienen todos de América... y así un sinfín de cosas, incluyendo que las anchoas también pueden pescarse en nuestra tierra de campos siempre que después se les ponga la pegatina del corazón amarillo.
Pásense por los lineales de los supermercados y hagan un pequeño estudio. Comprueben el origen de las legumbres que envasan nuestras empresas más afamadas, o busquen en la etiqueta el origen de la cecina o de la miel. Debieran obligar a ponerlo en letras grandes en un sitio privilegiado del envoltorio y después ya que cada cual elija qué quiere y de dónde lo quiere.
Como ejemplo de pitorreo superlativo, la etiqueta que vi hace unos días en un paquete de harina de Harinera del Mar (Almenara, Castellón) al que seguro que la legislación vigente le permite poner sin rubor "ORIGEN: UE y no UE" (Unión Europea y no Unión Europa). Y se quedan tan anchos ¡Con dos...!

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres