viernes, 18 de septiembre de 2020 16:55 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

Espera, ¡que te lo enseño!

Parece increíble que un objeto tan pequeño tenga la utilidad y el alcance que tiene hoy día un teléfono de los llamados de nueva generación. Luego vendrán otros con una información inimaginable no hace tanto tiempo.Se tiene acceso a vídeos, fotos, hora, agenda y un interminable paquete de servicios para el usuario. En general esto, como cualquier otro invento, goza de defensores y detractores.

Archivado en: Maximino Cañón, móviles, fotos y vídeos en los móviles

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
15/7/2016 - 01:10

La verdad es que ¿quién no tiene hoy un simple móvil, aunque sólo sea para estar localizado en todo momento? Con ello la información es automática, allí donde se encuentre la persona o la noticia, seguro que también existe un buen número de personas con telefonía de nueva generación capaz de inmortalizar el momento. Siempre tengo presente lo que escuché a un profesor cuando nos distinguía el bienestar del desarrollo, pues en esas estamos. Quién nos iba a decir a los que tenemos una cierta edad, por no decir, muchos años, que seríamos usuarios de las nuevas tecnolo-gías, unas veces a instancias nuestras otras empujados por el interés que los hijos tienen de que sus padres estén a la última, a la vez de localizables en todo momento. Primero vivimos la expansión de las fotos, luego los vídeos que nos teníamos que tragar una vez disfrutado un veraneo o viaje de vacaciones. De lo que no cabe la menor duda es que hoy existe menos diferencia, aunque haya también menos capacidades para comparar estos objetos, entre unos y otros, también por las facilidades para su compra que las diferentes compañías otorgan a sus clientes. A lo que íbamos del título de la columna, vas por la calle o te encuentras en cualquier lugar con alguien que hace tiempo que no ves y la cosa suele trascurrir de la siguiente manera: Pero, ¿qué es de tu vida ¿Y, ¡qué!, tu hijo se casó? Si la contestación es afirmativa la cosa continua así: ¿Y qué, ¿no te han hecho abuelo? Entonces el interpelador, o la interpeladora, casi sin darte tiempo a contestar, extrae de su bolsillo un teléfono de nueva generación y te dice, mientras lo busca afanosamente entre la galería de fotos y vídeos. ¡Espera que te lo enseño! Ésta es Mari, la de mi hija la mayor, tiene dos años y no te imaginas cómo habla y qué cosas dice. Así que ahora no te debes de extrañar cuando escuchas a alguien que te dice: Espera ¡que te lo enseño!

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres