domingo, 27 de septiembre de 2020 08:13 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

Veraneo de pueblo

¡Cómo han cambiado nuestros pueblos y nuestros paisanos! Cambios acompasados a los pasos agigantados que la despoblación viene dando en la mayoría de nuestras zonas rurales. Cambios en los cultivos y en la forma de gestionar los pastos y el ganado van dejando una estampa aterradora y a todas luces desequilibrada.

Archivado en: Nicolás Pérez Hidalgo, veraneo, pueblo, veraneo en el pueblo

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
15/7/2016 - 02:20

Qué me dicen de esos pueblos en los que prácticamente ya no quedan huertos o corrales (a veces obligados por la autoridad competente) que atender por nuestros mayores y que evidentemente tampoco atienden nuestros jóvenes. Total pa un mes que van los hijos y nietos, no van a dedicarse a estas cosas, ¡que vivan a cuerpo de rey! Tareas formativas, eran estas, en las que aprendíamos de niños que es eso de quitar hierbas y tener una obligación diaria (alimentar gallinas y bichos), y que servía para adquirir compromisos y responsabilidades, casi sin darnos cuenta, como si de un juego se tratase.
Que decir también de los mentideros, esas zonas en las que la gente se juntaba para despellejar al vecino (o a la vecina) que ahora han pasado a llamarse rutas del colesterol, que los munícipes, sin escatimar esfuerzos y dinero, han encementado y adoquinado y hasta puesto farolas... así la mentira y el corte del traje se puede alargar bien entrada la noche sin ensuciarse las chanclas. Nunca vi en mis años de niño a ningún mayor (ni joven) de paseo u ocioso en un pueblo.
Donde han quedado también las señoras haciendo labor a la sombra resguardadas del tórrido verano... ya no se remiendan ni los calcetines, se compran otros y punto. Raro es ya también, que canten gallos al amanecer y ver una caballería es tan excepcional que hay que inmortalizarlo y retuitearlo "móvil en mano". Ni perros hay ya, y casi, ni cantos que tirarles.
Pero desgraciada o afortunadamente, las fiestas vendrán a salvar el verano. La autoridad competente no escatimará esfuerzos para agasajar a esos que solo vienen al pueblo a pasar unos días de veraneo. Y que no les falte agua, que no falte limpieza de calles, que no falten gracias (y graciosos) para que no se aburran y sobre todo que no falte comilona... "que no falte de na", que haya de todo pal veraneante pródigo.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres