miércoles, 20 de noviembre de 2019 01:04 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
ocio

El Centro Comercial 'León Plaza' exhibe una exposición sobre el fascinante mundo de los dinosaurios

El pasado viernes 16 de septiembre se inauguró una en el Centro Comercial 'León Plaza' la exposición sobre el fascinante mundo de los DINOSAURIOS, que permanecerá abierta hasta el  domingo 16 de octubre. Se trata de una iniciativa en la se quiere dar a conocer el fantástico mundo de estas formidables criaturas que dominaron la tierra hace más de 65 millones de años.

Archivado en: Dinosaurios, exposición dinosaurios, Centro Comercial León Plaza

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

gentedigital.es
19/9/2016 - 09:50

La Exposición cuenta con un cráneo del Tyrannosaurus rex de casi 2 m. de altura y 8 vitrinas más con nidos de huevos de dinosaurio, mandíbulas, garras, colmillos, huellas, etc. Hay 2 paneles luminosos gigantes explicando por qué se extinguieron y cómo dominaron todos los hábitats de nuestro planeta. Finalmente, hay 8 reproducciones de proporciones gigantescas de diversos conocidos Dinosaurios como el Velociraptor o el Triceratops o el Chasmosaurus. Algunas de estas réplicas miden más de 6 m. de longitud.

Se trata, en definitiva, de un recorrido muy interesante por ese mundo de la prehistoria.

INTRODUCCIÓN

La Tierra tiene 4.600 millones de años de antigüedad y los primeros signos de vida aparecieron hace 3. 500 millones. Pero hasta la aparición de los dinosaurios, nuestro planeta no conoció a sus verdaderos amos.

Estas magníficas criaturas desarrollaron una serie de estrategias biológicas que les permitió colonizar los tres elementos: tierra, mar y aire. Los reptiles habían surgido durante el Período Carbonífero, hace 300 millones de años, pero fue en la Era Secundaria cuando se convirtieron en el grupo dominante.

Había dinosaurios de pequeño tamaño y delicadas formas parecidas a las aves. Otros se caracterizaban por poseer armaduras de formas fantásticas. Algunos eran feroces carniceros y otros gigantescos vegetarianos. Un grupo tenía huesos en la cadera semejantes en su estructura a los de los modernos saurios. Otros tenían crías como las de las aves. Sin embargo, todos eran reptiles de sangre fría y su cerebro era muy pequeño. El estegosaurio, que pesaba veinte toneladas, tenía el cerebro del tamaño de una nuez.

El tiranosaurio medía quince metros de largo y seis de alto. Caminaba apoyándose sobre sus colosales patas traseras. Su cráneo era enorme y sus tremendas mandíbulas estaban armadas de afilados dientes de más de quince centímetros.

Los saurópodos, dinosaurios herbívoros, como el diplodocus, fueron los animales terrestres más corpulentos que hayan existido nunca, los mayores alcanzaban hasta 38 metros. Su apariencia era similar: una cabeza pequeña sobre un prolongado cuello, cuerpo alto, patas macizas como columnas y una larga cola afilada hacia el final.

¿POR QUÉ SE EXTINGUIERON?

EL FIN DE UNA DINASTIA


Los dinosaurios fueron los animales predominantes en la Tierra durante 140 millones de años. Después desaparecieron sin dejar supervivientes, ni descendientes. Nadie sabe la causa exacta de su extinción. Se han llegado a formular tantas hipótesis, algunas por personas ajenas a la Paleontología, que ya en 1963 se contabilizaban hasta 46 diferentes.

Algunos estudiosos suponen que desaparecieron por enfermedades, o bien a causa de que diminutos mamíferos devoraban sus huevos. Otros especialistas se inclinan por la aparición de las plantas fanerógamas, o por agresiones biológicas, epidemias, parásitos o incluso la explosión de una supernova próxima a la Tierra.

Una de las teorías que cuenta con más adeptos fue el posible impacto de un enorme meteorito contra la corteza terrestre. La densa nube de polvo que se levantaría fue extendiéndose por toda la estratosfera impidiendo que los rayos solares la atravesaran dando lugar a un fuerte descenso de las temperaturas que precipitó la extinción de los dinosaurios. Esta hipótesis se sustenta, entre otras evidencias, en el reciente hallazgo de un cráter de 280 kilómetros de diámetro en el mar Caribe.

Sin embargo, no podemos aceptar ninguna de estas explicaciones como concluyente. Lo que parece más probable es que los grandes dinosaurios, animales de sangre fría y poco inteligentes, fueron incapaces de adaptarse a los cambios que caracterizaron el fin del Cretácico. Pero incluso esta suposición se antoja demasiado simple, puesto que durante el mismo período también desaparecieron los dinosaurios acuáticos y los voladores. El misterio y la duda aún envuelven las verdaderas razones de cómo y por qué se extinguieron estas prodigiosas criaturas.

EXPOSICIÓN DE DINOSAURIOS


La Exposición está compuesta por 18 elementos + 2 adicionales muy espectaculares (esqueleto de 14 m. del T. rex y réplica corpórea de un Chasmosaurus de 6 m.): 8 vitrinas del mismo tamaño protegidas con una urna de metacrilato; 1 vitrina gigante con el cráneo del Tiranosaurus rex; 7 reproducciones gigantes de dinosaurios en látex y polispan; 2 paneles luminosos a doble cara.


VITRINA 1: 130 cm. de alto; 124 cm. de ancho y 84 cm de fondo

Icnitas: Huellas auténticas de Alosaurio; y Coprolitos: Heces reales fosilizadas de dinosaurios
ALOSAURIO: Allosaurus fragilis

Su nombre significa "Reptil extraño delicado". Este carnívoro vivió en el periodo Jurásico tardío, hace unos 150 millones de años. Medía unos 12 metros de largo y pesaba dos toneladas. Se alimentaba de pequeños dinosaurios como el Camptosaurio y el Estegosaurio. Se caracteriza por las protuberancias que tiene delante de cada ojo. Se han encontrado restos fósiles en Estados Unidos, Portugal y Australia.

ICNITAS: Huellas reales de dinosaurio

La ciencia que estudia las huellas de los dinosaurios se llama Paleoicnología. Las icnitas, o huellas de dinosaurios, nos darán mucha información sobre el dinosaurio que la ha formado. Casi siempre seremos capaces de identificar a la familia de dinosaurios de que se trate. Nos dirá el comportamiento del animal, ya que no es igual que el animal esté corriendo, andando o parado. También conoceremos si el dinosaurio gusta de ir en manadas o grupos o es de costumbres solitarias.
COPROLITOS: Heces reales fosilizadas de dinosaurios
Los coprolitos son un tipo importante de huellas fósiles de los dinosaurios. Asimismo, ofrecen información sobre su distribución; a falta de esqueletos, nos pueden decir que en un lugar determinado hubo dinosaurios. También nos informan sobre su alimentación, ya que se los puede analizar para revelar su contenido: hojas, tallos y semillas para los herbívoros, o huesos y dientes rotos en el caso de los carnívoros. A menudo, se puede identificar la especie por los restos vegetales o animales que están presentes en los coprolitos, lo cual permite un análisis preciso de la dieta reciente del dinosaurio.


VITRINA 2: Columna vertebral y cráneo de reptil fósil. Todo auténtico
HUESOS AUTENTICOS DE DINOSAURIO:Los restos de dinosaurios que se exhiben con más frecuencia en los museos de todo el mundo son los huesos y los dientes. Son las llamadas partes duras de un animal, es decir, las porciones mineralizadas, que resisten los procesos normales de descomposición que atacan y descomponen las partes blandas del cuerpo. El hueso consiste en un tejido de fibras largas y flexibles de colágeno, una proteína sobre la que han cristalizado astillas delgadas de apatito. Cuando está vivo contiene células vivas, los osteocitos, que fabrican huesos nuevos y mantienen la estructura ósea existente.
DIENTES REALES DE DINOSAURIOS: Los dientes están formados por varios tipos de tejido. La mayor parte del diente está hecha de dentina, una forma de apatito y colágeno bastante blanda, que contiene túbulos estrechos. La parte superior del diente, la corona, está recubierta de una capa de esmalte. Esta es una capa inerte y cristalina de apatito, que se forma antes de que nazca el diente y no se puede remodelar. La dentina, por su parte, es un tejido vivo, como el hueso, y contiene nervios y vasos sanguíneos que penetran en la pulpa, en la raíz del diente.

VITRINA 3: Partes reales de un Mosasaurio, tales como mandíbula, colmillos, huesos, vértebras, etc.
MOSASAURIO: Leidon anceps
Mosasaurio significa "Dinosaurio de Mosa", porque se descubrió en el valle del río Mosa. Es una mezcla de lagarto, pez y cocodrilo, que medía más de 10 metros de longitud. Vivió en el Cretácico hace 65 millones de años, donde dominaba las regiones que actualmente están ocupadas por los mares de Africa, América del Norte y Nueva Zelanda. Tenía unas mandíbulas especiales que le permitían abrir la boca desmesuradamente, para engullir grandes piezas. Aún así poseía varias hileras de colmillos curvados, lo suficientemente poderosos para partir cualquier pez. Como los tiburones y cocodrilos actuales, perdían muchos dientes durante su vida, pero estos le volvían a crecer.


VITRINA 4: Dentadura real de Espinosaurio, Carcharodontosaurio y Onchosaurio.
ESPINOSAURIO: Spinosaurus aegyptiacus
Su nombre significa "Reptil espinoso de Egipto". Vivió durante el periodo Cretácico temprano, hace 140 millones de años. El Espinosaurio medía hasta 15 metros de largo y pesaba cuatro toneladas. Quizá la dieta de este carnívoro incluía pescado y otros dinosaurios. Se cree que su enorme cresta absorbía y dispersaba el calor, así regulaba su temperatura corporal. Tal vez también le era útil para el cortejo. Los fósiles de este dinosaurio han sido encontrados en Egipto, Túnez y Marruecos.
CARCHARODONTOSAURIO: Carcharodontosaurus saharicusTyrannosaurus rex fue, durante casi todo el siglo XX, el mayor carnívoro terrestre conocido. Sin embargo, esto cambió con el descubrimiento de dos nuevos gigantes: Giganotosaurus, hallado en 1995 en Argentina, y Carcharodontosaurus, conocido desde 1927 por restos aislados muy fragmentarios, y desde 1996 por un ejemplar incompleto. Carcharodontosaurus posee un cráneo y un miembro posterior de longitud similar a los de T. rex, pero mucho más robustos, por lo que sería más pesado. Por lo tanto, podemos considerarlo como el dinosaurio carnívoro más grande que ha existido. Los dientes, a los que debe su nombre, presentan una ornamentación que recuerda ligeramente a los dientes del tiburón Carcharodon.
ONCHOSAURIO: Onchosaurus sp.Estas vértebras son de onchosaurio, el antecesor de los actuales peces sierra, género Pristis, un tipo de tiburones de los mares antiguos, que eran unos formidables depredadores y sembraban el terror entre sus indefensas presas con sus descomunales defensas serradas que actuaban como una potente arma mortífera.

VITRINA 5: Réplicas de nidadas de dinosaurio, huevo con embrión, etc.
HUEVOS DE DINOSAURIO: Las nidadas
Los huevos y los nidos de dinosaurios son frecuentes en el Cretácico, hace 70 millones de años. La estructura del cascarón de los dinosaurios es muy similar a la de las aves. Son de forma variada, que va desde la esférica hasta la delgada, casi como un cigarro; los ejemplares más grandes llegan a medir treinta centímetros. La construcción del nido y la puesta de los huevos estaba muy controlada por los padres.

A veces, los huevos contienen embriones, y entonces nos dan más información sobre la reproducción de los dinosaurios y la conducta de los padres.

OVIRAPTOR: Significa "ladrón de huevos". En 1.923 se encontró su esqueleto fosilizado con el cráneo destrozado junto a un nido lleno de huevos de Protoceratops. Se cree que murió durante un intento de robo. En lugar de dientes, tenía dos púas afiladas en el paladar, semejantes a dagas. Con ellas podía perforar los huevos. Con su cresta, el pequeño cráneo y sin dientes, se parecía un poco al casuario, un ave grande que no puede volar y que vive actualmente en las selvas tropicales de Papúa Nueva Guinea. Medía 2 metros de largo, 1 de alto y pesaba 11 kilos. Vivió hace 80 millones de años, en el Cretácico, en Mongolia.

 

VITRINA 6: Colmillos, garras y uñas de diversos dinosaurios

ESPINOSAURIO: Spinosaurus aegyptiacus "Reptil espinoso de Egipto". Vivió en el Cretácico, hace 140 millones de años. Ha sido el dinosaurio predador más largo conocido, medía 15 metros y pesaba cuatro toneladas. Comía pescado y otros dinosaurios. Su enorme cresta absorbía y dispersaba el calor, así regulaba su temperatura corporal. También le era útil para el cortejo. Se han encontrado en el Norte de Africa.

ALOSAURIO: Allosaurus fragilis .
"Reptil extraño delicado". Este carnívoro terópodo vivió en el Jurásico, hace 150 millones de años. Medía 12 metros y pesaba dos toneladas, con lo que era el carnívoro más grande del Jurásico tardío. Se alimentaba de pequeños dinosaurios como el Camptosaurio y el Estegosaurio. Se caracteriza por las protuberancias que tiene delante de cada ojo. Se han encontrado en Estados Unidos, Portugal y Australia.

TRICERATOPS: Triceratops horridus. "Cabeza horrible con tres cuernos". Vivió en el Cretácico, hace 65 millones de años. Este herbívoro se alimentaba de plantas duras y ricas en fibra. Medía nueve metros y pesaba seis toneladas. Era el mayor de los dinosaurios cornudos que vivieron a finales del Cretácico. Sus dientes y su pico curvado no eran adecuados para masticar las plantas que comía, pero sí para cortar. Se han encontrado en Canadá y EEUU.

DEINONICUS: Deinonychus antirrhopus .Significa "Garra terrible". Vivió en el Cretácico, hace 140 millones de años. Se alimentaba de dinosaurios pequeños. Medía tres metros y pesaba 80 kilos. Una de sus características más notables es la garra del segundo dedo de sus patas. Con ella mataba a sus presas. Para caminar sólo utilizaba su tercer y cuarto dedo. Cazaba en grupo. Se han encontrado en EEUU.
TIRANOSAURIO: Tyrannosaurus rex "Reptil tirano". Vivió en el Cretácico, hace 70 millones de años. Medía de 10 a 14 metros de longitud y pesaba entre cuatro y siete toneladas. Ha sido el carnívoro más feroz de todos los tiempos. Algunos huesos fósiles de Edmontosaurio y Triceratops muestran marcas de los dientes de este salvaje depredador. Las manos del Tiranosaurio eran tan cortas que no le servían para llevarse la comida al hocico. Se han encontrado fósiles en el oeste de América del Norte.
IGUANADONTE: Iguanodon bernissartensis "Diente de iguana". Vivió en el Cretácico, hace 140 millones de años. Medía diez metros y pesaba cinco toneladas. Era herbívoro y su dieta consistía en cicadas y otras plantas prehistóricas. Los restos fósiles encontrados en Bélgica indican que vivía en manadas. En la mano tenía cuatro dedos largos y un pulgar en forma de púa, que usaba como arma. Se han encontrado restos fósiles en Alemania, Bélgica, Estados Unidos, Inglaterra y el Norte de África.
UTAHRAPTOR:"Ladrón de Utah". Fue el mayor y más fiero de los reptiles corredores. Cuando se erguía, alcanzaba los tres metros de altura. Estaban armados con un par de mortíferas garras en forma de hoz, situadas en el segundo dedo de las patas posteriores. Sus grandes manos estaban armadas con agudas uñas en forma de hoja. Fue el más inteligente de los dinosaurios cazadores. Medía 8 metros y pesaba 1.000 Kg. Vivió hace 125 millones de años, en el Cretácico.
THERIZINOSAURUS: "Reptil guadaña". Durante una expedición al desierto de Gobi en 1948, los buscadores de fósiles encontraron varias garras óseas enormes, de 70 centímetros de longitud, que eran lo más asombroso de este dinosaurio. Ningún otro tenía garras tan mortíferas. Las garras más largas estaban situadas en el segundo dedo, el intermedio, de cada una de sus dos patas delanteras. Medía 12 metros. Vivió hace 80 millones de años, en el Cretácico.
CAMARASAURUS:"Reptil con cámaras". Sus patas eran tan grandes, como troncos de árbol. Su cola era enorme y en las patas delanteras disponía de garras curvas que le servían para acuchillar a sus atacantes. Comía media tonelada de plantas al día, y era una podadora de bosques mientras avanzaba. A continuación, se tragaba piedras para que en el estómago se triturasen las plantas. Este dinosaurio era un gran gigante, que superaba la longitud de un camión, medía unos 18 metros de largo. Pesaba como cinco elefantes, equivalente a 15 toneladas. Vivió hace 145 millones de años, Jurásico, en EE.UU.
LEPTOCERATOPS: "Rostro de cuernos delgados". Este ágil dinosaurio tenía la longitud de un panda gigante, pero su peso era sólo la mitad. Tenía pico de loro, potentes músculos en las mandíbulas y una maciza placa ósea en el cráneo. Erguido sobre las patas traseras, podía llegar a las ramas altas. Medía 2 metros y pesaba 55 kilogramos. Vivió hace 75 millones de años, en el Cretácico; en América del Norte y Mongolia.
APATOSAURUS: "Reptil despistado". Podía dar fuertes golpes a sus depredadores con su cola extremadamente larga, gruesa y flexible, como un eficaz látigo. Se alimentaba de las hojas de los árboles más altos. Su cuerpo era semejante a un dirigible con dos enormes prolongaciones, todo ello sostenido por cuatro patas como columnas. Este dinosaurio de la familia de los diplodocus medía 21 metros de largo y 20 toneladas de peso. Vivió hace 150 millones de años, Jurásico, en Norteamérica.
EDMONTOSAURUS: Se pasaba la vida pastando entre matorrales y helechos. Utilizaba su ancho pico sin dientes como una pala para recoger grandes cantidades de follaje. Las vigorosas mandíbulas contenían cerca de 1.000 dientes, dispuestos en hileras formando una superficie trituradora. En las patas tenía tres dedos para repartir el peso. Medía 10 metros. Vivió hace 70 millones de años, Cretácico, en Canadá, y EE.UU.
ORNITHOMIMUS: Era uno de los dinosaurios más elegantes que han existido. Sus largas y musculosas patas estaban hechas para la velocidad. Su vista aguda y su gran velocidad le permitían cazar pequeños reptiles, que despedazaba con su pico córneo y sin dientes. A diferencia del avestruz, tenía una larga cola, de casi 2 metros. Podía disparar su cuello como un muelle para atrapar algunos alimentos. Es el dinosaurio más veloz que se conoce. Medía 3 metros de largo y 2 de altura. Vivió hace 70 millones de años, Cretácico, en Norteamérica y en el Tíbet.
TARBOSAURUS: "Reptil alarmante". Con las fauces abiertas debió de ser algo espeluznante: sólo su cabeza alcanzaba el tamaño de un leopardo. El cuerpo era más largo que 3 coches. En la mandíbula superior tenía 27 dientes largos y curvos, listos para clavarse en la carne de otros dinosaurios. Tenía unos minúsculos brazos y manos, inservibles para la lucha, pero poseía dos fuertes garras al final de sus dos dedos, que le ayudaban a derribar a las presas. Medía 12 metros. Vivió hace 70 millones de años, Cretácico, en Mongolia.
PIEL DE DINOSAURIO: No es frecuente encontrar piel de dinosaurio fosilizada, pero cuando se da la feliz circunstancia supone una auténtica bendición para los científicos, que ya no necesitan de especulaciones, ni elucubraciones para imaginarse cómo se recubrirían estos portentosos animales.

VITRINA 7: Esculturas de dinosaurios del afamado artista japonés Takashima

ESTEGOSAURIO: Stegosaurus armatu "Reptil armado en el lomo". Vivió en el Jurásico, hace 150 millones de años. Se alimentaba de plantas. Medía nueve metros de largo y pesaba dos toneladas. La forma y tamaño de las placas sugieren que éstas le servían para regular la temperatura de su cuerpo. Las placas más grandes se situaban encima de su cadera. Estas podían medir hasta un metro de altura. Se han encontrado fósiles en Estados Unidos.
ESTIRACOSAURIO: Styracosaurus albertensis "Reptil espinoso". Fue uno de los más espectaculares y espléndidos de todos los dinosaurios. Medía 6 m. de largo, 2 m. de altura y pesaba 4.000 Kg. Tenía 6 púas de gran tamaño que le sobresalían de la coraza del cuello. Más abajo, en la coraza, tenía 5 púas en cada lado, que le defendían de los depredadores. Tenía otra arma terrible, que era un cuerno muy alto y afilado. Con un movimiento rápido del hocico, podía herir gravemente al mayor de los depredadores. Vivió hace 80 millones de años, Cretácico, en Canadá.
DILOFOSAURIO: Dilophosaurus wetherilli"Reptil con dos crestas". No usaba su curiosa cresta para la defensa. Quizá la usaba como señal para indicar a sus amigos y advertir a sus enemigos de su presencia. Cazaba dinosaurios herbívoros pequeños, pero sin unas fauces mortales, no era un depredador peligroso. Sus largos y finos dientes incisivos eran perfectos para desgarrar y despedazar carroña. Era ágil y corría sobre dos patas provistas de dedos similares a los de un ave. Medía 6 metros. Vivió hace 190 millones de años, Jurásico, en EE.UU.

VITRINA 8: Réplicas de cráneos de dinosaurios y placa del primer dinosaurio volador
ARQUEOPTERIX: Archaeopterix lithographica "Ala antigua". Esta ave primitiva vivió en el Jurásico, hace 180 millones de años. Era un dinosaurio carnívoro y volador. Su dieta incluía pequeños reptiles, mamíferos e insectos. Medía 60 centímetros y pesaba 500 gramos. Se le considera la primera ave de todos los tiempos. Es uno de los fósiles más importantes que se han descubierto, porque apoya la teoría de que las aves evolucionaron a partir de un dinosaurio. Los esqueletos fósiles de esta especie muestran que no eran tan buenos voladores como las aves actuales. Se han encontrado sólo ocho ejemplares en el sur de Alemania.
PROTOCERATOPS: "Primer rostro con cuernos". A pesar de su fiero aspecto, con su maciza cabeza, su gran boca en forma de afilado pico y su coraza ósea que protegía el cuello, sólo se alimentaba de plantas. Esta placa le protegía de los ataques de los dinosaurios carnívoros. En 1.922 una expedición en el desierto de Gobi desenterró algunos de sus huevos, los primeros huevos de dinosaurio que se encontraron. Este descubrimiento demostró por primera vez que los dinosaurios eran ovíparos. Medía 2 metros de largo y 60 centímetros de alto. Vivió hace 110 millones de años, en el Cretácico.
PLATEOSAURUS:
"Reptil plano". Alcanzaba el tamaño de un autobús. Podía llegar a la copa de los árboles más altos. Quizá la razón de que sobreviviera tan bien se deba a que no tuvo que competir con otros dinosaurios para conseguir alimento. Sólo tenía un arma útil, su pulgar con garra en forma de guadaña. No era un dinosaurio de movimientos rápidos y no podía confiar en la velocidad para escapar. Tampoco tenía dientes como puñales. Medía 8 metros de longitud y 2 metros cuando se alzaba sobre sus patas traseras. Se han encontrado en Alemania, Francia y Suiza. Vivió hace 210 millones de años, en el Triásico.
- Velociraptor de látex de 425 cm. de largo y 160 cm. de alto
- Deinonychus de polispan de 250 cm. de largo y 164 cm. de alto
- Pterodáctilo de polispan de 200 cm. de largo, 154 cm. de alto y 120 cm. de ancho
- Estegosaurio de polispan de 323 cm. de largo y 170 cm. de alto
- Triceratops de polispan de 276 cm. de largo y 118 cm. de alto
- Dimetrodon de polispan de 190 cm. de largo y 137 cm. de alto
- Tiranosaurio de polispan de 210 cm. de alto y 200 cm. de largo
. Panel luminoso a doble cara de 200 cm. de alto, 75 cm. de ancho y 32 cm. de fondo: "Señores de tierra, mar y el aire"
. Panel luminoso a doble cara de 200 cm. de alto, 75 cm. de ancho y 32 cm. de fondo: "El fin de una dinastía"

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres