jueves, 6 de agosto de 2020 02:54 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

De 'Emperador' a 'vasallo'

Paso por delante de las puertas principales del "cerrado Teatro Principal"y aparecen ante mi, ahora sin pagar un duro, aquellas películas que el desaparecido Velasco con sus magníficos cartelones ilustraba en los estrenos. Y pienso: ¿no habría salido más fácil y barato una completa reestructuración del mismo por unas cantidades infinitamente menores a las que se han invertido en otros proyectos?

Archivado en: Maximino Cañón, Teatro Emperador,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
16/10/2016 - 20:48

Mención aparte merece la gran periodista Verónica Viñas que, desde su sección cultural del Diario de León, cada dos por tres reaviva la situación en que se encuentras nuestro magnifico teatro-cine, por ver si por quien corresponda se toman las medidas necesarias y el vasallo vuelve a ser el Emperador. Si, ya sé que tenemos el Auditorio, pero es para otra cosa, siempre y cuando se le dé un uso adecuado con una programación adaptada al mismo y con una dirección conocedora de las artes, sobre todo de las musicales. Volviendo a 'El Emperador'. Transcurrían los primero años de la década de los 60, cuando la música y el cine tenían peso específico, y aunque León contaba con muchos menos habitantes (unos 77.000), las Revistas, el Teatro, la Zarzuela y el Cine colmaban las demandas de los aficionados que todos los domingos agotaban las entradas (sobre unas 1.250 localidades), teniendo en cuenta el resto de los cines que existían en león que, en una gran mayoría, con un aforo que superaba las 1.000 localidades. Aún recuerdo con nostalgia, no con pena, la primera vez que pisé el llamado gallinero, al que se accedía por una escalera de semi-caracol que la juventud superaba sin problemas, visto hoy con una altura de cierto respeto, para ver la película dirigida por un tal Henry Hathaway y titulada "Tres Lanceros Bengalíes".Nosotros no conocíamos a los directores pero si a los actores famosos como Gari Cooper ("Cuper" para los amigos). El precio de cada entrada no era asequible para todos los públicos, ni para todos los días, pues era de un duro o cinco pesetas del momento hoy equivalente tres céntimos de euro. Con el tiempo pude ver las superproducciones de época y de mayor metraje, a la vez de conciertos; compañías de teatro y revistas, de las que agotaban las entradas con anticipación. Espero que mi modesta aportación contribuya para que nuestro teatro siga siendo 'Emperador' y no rinda pleitesía a otros señores.

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres