jueves, 29 de octubre de 2020 16:00 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mis apuntes

Bomberos rurales

Dicen que por fin se ha zanjado un ‘conflicto histórico' en el asunto de los parques provinciales de bomberos. Junta de Castilla y León y Diputación Provincial llevan años pegándose y pasándose la pelota sobre si el asunto es competencia de los unos o de los otros... Aquí realmente lo único que les ha importado a ambas instituciones es evidentemente quién lo paga. Y por la simpleza de los dineros llevan sometiendo a un peligro constante a todos los habitantes de las zonas rurales de ésta nuestra querida provincia de León. Dineros sobran para malgastarlo en sueldos de políticos, empresas semi-públicas, contratas a los amiguetes y demás piltrafas a las que nos tienen acostumbrados, pero gastarlo en un servicio público como la extinción de incendios les ha costado años digerir y parir.

Ana Isabel Ferreras
30/12/2016 - 01:10

Lo que no sé muy bien es cómo saldrá la criatura, porque ya me estoy oliendo yo el percal. Nuestra querida Diputación Provincial, que ahora parece le ha caído una buena lluvia de millones después de la época carrasquista (por otra parte difícil de entender), va a costear las infraestructuras para la creación de estos parques provinciales al cien por cien (eso dice), y ¡agárrense los machos.....! el personal que va a atenderlos, o sea los bomberos, serán contratados por una empresa externa. Vamos que no serán bomberos por muchos cursos de manguera que les impartan otras empresas subcontratadas, normalmente afines a las que ponen la pasta, o lo que puede ser peor... que los acaben apagando los ahora tan de moda grupos de protección civil.
No sé ustedes qué pensarán, pero a mí esto me parece lo de siempre: un buen negocio para algunos Eulen o Tragsa que ya están viendo cómo sacar tajada. Lamentable que una institución pública, como una Diputación Provincial, deje en manos de una empresa privada algo de una importancia vital tal como la extinción de incendios en los cascos urbanos de nuestros pueblos. Con el fuego no se juega, y esta decisión es de una inconsciencia sublime. Para ser bombero no vale cualquiera, exige mucha dedicación, profesionalidad, preparación y sobre todo coraje. El cuerpo de bomberos es posiblemente, junto al de policía y la sanidad, o así debería ser, de los servicios públicos más valorados en nuestra sociedad, por la importancia trascendental y repercusión que tienen, y el deber de los responsables políticos es cuidarlos y fomentarlos, no largárselos a las empresas para que hagan negocio.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres