lunes, 18 de noviembre de 2019 12:48 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

Apuntando al urinario

Años atrás era frecuente encontrar urinarios públicos destinados al desahogo de los viandantes. En León, el que más fama adquirió fue el de la Plaza de las Palomas al cual, y debido a la sabiduría popular, se le bautizo como ‘La mezquita de Ben-a-Mear'. También existían otros subterráneos, que recuerde, en la Plaza Mayor de nuestra ciudad y en el denominado parque infantil.

Maximino Cañón
16/6/2017 - 02:20

En la actualidad, éstos desaparecieron, me imagino que por razones de personal (solía haber una persona al cuidado responsable del mantenimiento) o por cierta seguridad. Ese cometido, de manera particular, lo cumplen ahora los establecimientos hosteleros aunque algunos, debido a la gran afluencia de visitantes no consumidores, se han visto obligados a poner un letrero con leyenda con el siguiente texto: ‘Servicios sólo para uso exclusivo de nuestros clientes'.
Hoy nuestra forma de vida hace que cuando nos veamos obligados a realizar alguna de las funciones fisiológicas que el ser humano debe llevar a cabo, se haga mientras tomamos una consumición en los bares o establecimientos habituales. Se nos olvida cómo eran antes las cosas. Decía un propietario hostelero que "ahora me gasto entre papel higiénico y desinfectantes obligatorios cantidades que entonces suplía con papel de periódicos y agua en los retretes turcos con un solo hueco en el medio y dos plataformas para poner los pies". Así nadie se eternizaba en el W.C. aunque en aquellos tiempos casi nadie sabía inglés, todo el mundo sabía lo que significaban aquellas dos letras (W.C), como lugar destinado a hacer ‘pipí' y... lo otro. Ahora las modernidades son múltiples y la higiene mucho más perfecta. Hablando del tema le pregunté al propietario de un negocio hostelero qué función tenían unas bolitas depositadas en algunos urinarios de caballeros, a lo que me respondió: "Mira, la mayoría de los hombres no se fija y suelen orinar ‘sin apuntar' fuera y de esta forma, con lo aficionados que somos a jugar con lo que tenemos en las manos, mientras realizan la función fisiológica de orinar, para entretenerse, apuntan a la mencionada bola y manchan mucho menos el suelo". ¡Ah!, no lo sabía pero ¿a que tiene su porqué?
PD. A Guardiola, ex entrenador del FC Barcelona, por mear fuera del tiesto con su apoyo a la independencia de Cataluña.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres