sábado, 30 de mayo de 2020 04:57 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mis apuntes

Cataluña

Sin duda alguna los españoles somos unos privilegiados. Tenemos un país precioso lleno de maravillas. Montañas espectaculares, mares de campo, lagos, ríos, playas, acantilados, y como remate, islas de ensueño. ¿Alguien pide más?. Lógicamente a cada uno le tira más su terruño que el del vecino, pero creo que tenemos motivos suficientes para poder sacar pecho y estar orgullosos de todo lo bueno que rellena esta piel de toro, o por lo menos así debería de ser.

Archivado en: Ana Isabel Ferreras, Cataluña,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Ana Isabel Ferreras
15/9/2017 - 02:20

Pero por el contrario, parece que en estos últimos tiempos, decir que te sientes español y que te gusta tu país, puede traer consecuencias y que te acaben tildando de la rama más facha de la derecha.
El asunto catalán nos está invadiendo como una feroz epidemia de gripe. Desayunamos, comemos, merendamos y cenamos con el del flequillo, su verborrea y las réplicas de unos y otros. Todos opinan y entre todos la están preparando gorda.
A mí los catalanes siempre me han provocado una envidia sana: primero por su manera de trabajar y después por la defensa de las peculiaridades y los intereses de su territorio. Evidentemente en este viejo reino somos muy diferentes y mucho menos avispados, y perdemos el tiempo tirándonos pedruscos unos a otros más que trabajando por lo nuestro. Aquí reza esa norma no escrita de ‘con tal de que no progrese el vecino me fastidio yo'. Y para muestra un botón: sólo hay que convocar manifestaciones o postulaciones que apoyen proyectos para León y nos quedamos más solos que la una. O mejor aún.... nos venden al mejor postor que suele recalar casi siempre en las riberas del Pisuerga.
Pero no se equivoquen ustedes, que en este drástico juego catalán, lo único que realmente interesa a los que manejan el cotarro es el dinero a gran escala, donde las instituciones puedan llenarse las sacas a gusto para distribuirlas como les venga en gana y forrarse de paso. Y en todo este cambalache, los eternos manipulados que son los habitantes de Cataluña, que deberían ser los auténticos protagonistas, están siendo engañados bajo el embrujo de una independencia de cuento de hadas.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres