miércoles, 30 de septiembre de 2020 18:14 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mis apuntes

Entendiendo

Demasiada tinta (y lo que queda), se está vertiendo estos días con el asunto de la soberanía catalana y tan grande se está haciendo la bola que no puedo menos de volver a referirme a ella, a pesar de que no tenía yo las intenciones muy claras. Pero es que miremos a donde miremos salen los catalanes como setas, a pesar de que el agua sigue sin hacerse notar y la sequía nos acabará secando las neuronas. Realmente a muchos de los protagonistas de este cuento ya se les han secado del todo, y si no es así, las tienen dando tumbos con el baile de san Vito.

Archivado en: Ana Isabel Ferreras, Cataluña, democracia, rey

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Ana Isabel Ferreras
06/10/2017 - 04:40

Hoy en día todo el mundo opina, da consejos, clases magistrales, critica, debate y rebate sobre quiénes son los buenos y quiénes son los malos. En mi caso me resulta tremendamente difícil atreverme siquiera a señalar lo que está bien o está mal. Entiendo todas las posturas, entiendo a los que "defienden el estado de derecho", porque si las leyes son tajantes en cuanto a la ilegalidad del famoso referéndum y además son necesarias para la convivencia, entiendo que haya que defenderlas. Tanto como que robar es ilegal y un delito, aunque luego la gente te robe todos los días.
Entiendo también que el pueblo de Cataluña, (no en su amplia mayoría) reclame su derecho a expresar voluntariamente su deseo de autodeterminación o no, pero de ahí a la locura que montaron el domingo pasado va un buen trecho mucho más difícil de recorrer hoy que hace unos meses. Al populacho se le manipula fácilmente y la prueba de ello es cómo los políticos que dominan el cotarro catalán arengan a las masas a realizar el acto de votar por sus santos cataplines, pasando absolutamente de todo, de cualquier manera y provocando el enfrentamiento continuo entre los unos y los otros. Y lo peor es que siguen tan empecinados en declarar la república independiente de su casa, como el famoso anuncio de Ikea.
Hasta el rey constitucional que tenemos ha tenido que dar un discurso fuera de la agenda navideña, en el que no creo que haya sido su mejor momento.
Y mientras el odio se va engordando minuto a minuto, me sigue asustando cada vez más la situación, porque les/nos llevarán donde estos impresentables mandamases quieran, sin pensar en lo más importante de todo y que parece siempre acaba pasando al último lugar: las personas.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres