sábado, 21 de octubre de 2017 21:32 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

¡¡Sin forza en el canut!!

Vivíamos en un mundo donde cualquier ocasión era buena para resaltar la hombría a través de comentarios relativos al tema sexual, como si con ello demostráramos un mayor conocimiento sobre la materia en cuestión. La realidad era bien distinta pues, como he venido manteniendo en alguna otra columna, eran tiempos de "lo verás pero no lo catarás" y de esta manera el que llevaba la voz cantante, contaba experiencias (la mayor de las veces inventadas), se veía a si mismo como lo que hoy se denominaría como galán triunfador. Entonces no sabíamos casi lo que era un ‘Referéndum', y menos lo practicábamos. A lo sumo se votaba para elegir al delegado de curso o para ver si íbamos al cine o de guateque y poco más.

Archivado en: Maximino Cañón, Cataluña, democracia, libertad, Cataluña, independencia

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
12/10/2017 - 20:45

En fin, eso será objeto de tratamiento en otro momento, que no es el caso ahora. Aunque esta introducción ha sido un poco larga, lo que trataba era de poner en suerte al morlaco catalán que nos ha venido preocupando hasta el momento y luego, ya veremos.
Aunque nadie de los que aquí vivíamos conocíamos el catalán, como lengua vehicular para entendernos, si nos gustaba impresionar con frases que, aun sin saber lo que contenían, parecían demostrar una cierta superioridad por quien la pronunciaba. De esta manera cuando, después de una jornada de asueto en pandilla, tocaba la hora de despedirnos se hacía con siguiente frase: ‘Salud y fuerza en el canut', pensando que lo que le deseábamos era un mayor vigor en las relaciones sexuales (quien las tuviera), cuando la realidad era que dicha expresión en nada se parecía a lo que se creía sino al poderío económico que se desprendía de una bolsa de piel o un cilindro donde antiguamente muchos catalanes guardaban el dinero. De esta manera, el mito sexual se desvaneció a favor del económico. Y, digo yo, no le pasaría algo así a Puigdemont, sólo que al revés y en vez del canuto o la bolsa llena se encontró con que muchas de las grandes entidades financieras así como empresas de ámbito nacional e internacional asentadas en Cataluña le están diciendo ‘adiós' pensando en que el que se come las tajadas que se chupe el caldo, porque como dice el refrán: "Amigos, amigos, pero la burra por lo que vale". Y la cosa sigue.
P.D. Cuando esto escribo, Rajoy abre la vía del Art. 155 de la Constitución pidiéndole a Puigdemont que se explique si declaró la independencia. Y hasta aquí puedo escribir...

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

TU COMENTARIO

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres