domingo, 25 de agosto de 2019 00:48 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

El ADN y los taxónomos

Desde que en el 2000 se anunció el borrador del genoma humano, se ha abaratado considerablemente el conocer la estructura del material hereditario, el ADN. En muchos ámbitos ha cambiado tanto la investigación Biológica y Médica que no la reconocerían ni Watson y Crick (ya fallecido), descubridores de su estructura y Premios Nobel por ello. Aunque en la práctica clínica, aún tardará en dar sus frutos en la cura de enfermedades, en biología la secuenciación del ADN es un hito científico que ha cambiado nuestras investigaciones radicalmente. El ADN (o ácido desoxirribonucleico) es un compuesto orgánico que contiene la información genética de un ser vivo, y es el que almacena la receta que permite formar un organismo y que le dicta como tiene que funcionar.

Nicolás Pérez Hidalgo
04/5/2018 - 02:20

Estos días, no se habla (entre científicos, claro) de otra cosa que del desafío lanzado por tres americanos (Lewin, Robinson y Kress), que pretenden analizar el ADN de todos los seres vivos conocidos en un plazo de diez años, en un macro proyecto denominado Biogenoma de la Tierra. ¡A lo loco!
Los científicos hemos descrito, entre animales, plantas, hongos, protozoos, virus y bacterias, alrededor de 2,5 millones de especies y se calcula que aún faltan por descubrir 12 millones más. Si secuenciar todo el genoma de un organismo cuesta unos 25000 euros, es fácil hacer los cálculos. Lo que no dicen estos tipos, es quién pagará la "fiesta" y sobre todo quien va a ser el que recoja e identifique cada ser vivo que se tenga que secuenciar, ya que poco a poco van desapareciendo los taxónomos.
Los ‘poderes' científicos han considerado durante años que la labor biológica de conocer la biodiversidad es una actividad menor y por lo tanto poco reconocida (y peor pagada). Así, que no quedan en las universidades, ni en las instituciones científicas públicas, quien pueda hacer esa labor de buscar (y encontrar, claro), de identificar, de clasificar y de conservar nuestra biodiversidad. En todo caso, eso ya hace tiempo que se conoce, se viene denunciando y no se ha corregido. Los biólogos moleculares llevan años apelando a la buena fe del taxónomo, para que les vaya suministrando (casi siempre a coste cero) el material con el que trabajar en sus laboratorios, pero a ver ahora ¡quién les va a coger los bichos!

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres