domingo, 19 de mayo de 2019 09:59 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

Archivando la cárcel

A muchos de los que conocimos la llamada ‘cárcel vieja', por fuera me refiero, (hoy Archivo Histórico Provincial), todavía recordamos como en los primeros años posteriores a la Guerra Civil era custodiada por soldados haciendo guardia en su entrada, para pasar después a hacer este servicio la Policía Armada.

Maximino Cañón
29/6/2018 - 03:30

Esto viene colación por la visita que, con motivo Día Internacional de los Archivos, se permitió efectuar una visita a lo fue la cárcel vieja, viendo el patio de mujeres y el de los de hombres. También observé como alguien de más edad que la mía se interesó por el lugar donde se ajusticiaba por medio del ‘garrote vil' a los que, tras un juicio sumarísimo, se les había condenado a muerte. Como dice en uno de los pocos carteles explicativos de lo que fue la cárcel, durante y después de la Guerra Civil que allí se muestran, el número de reclusos que la misma alojó superaba con creces la capacidad de los que podía albergar.
Todavía retengo las imágenes viendo como al llegar el 'Tren de Matallana' de las 10.20 de la mañana veíamos pasar a los detenidos que, esposados y custodiados por guardias civiles, hacían el paseíllo a pecho descubierto, para vergüenza y escarnio, por la calle de Renueva en dirección a la cárcel de Puerta Castillo. Alguien me comentó como a unos de su pueblo les llevaron por la calle de la Torre, para hacer más largo el trayecto y el sonrojo. También me relató la vergüenza que pasó, siendo adolescente, por llevar comida a unas personas de la montaña.

La chavalería de la calle hacíamos cábalas sobre cuál sería el delito por el que habían sido apresados pero con el tiempo supe que la casi totalidad eran derivados de la maldita Guerra Civil en los que muchos, por pensar de otra manera y otros por escuchar Radio Pirenaica, dieron con sus huesos en la cárcel. Me acuerdo cómo un día de Reyes, en el que dejaban pasar a visitar a los reclusos, con un pasillo y funcionario por el medio, nuestros mayores podían hablar con algún vecino de la tierra que, no sé porqué ideología,se encontraba cumpliendo condena. Para dulcificar el lugar y el día, los niños fuimos obsequiados con un globo. "Cuatro puertas hay abiertas al que no tiene dinero, el hospital y la cárcel, la iglesia y el cementerio". ("En el juego de la vida": Canción del autor puertorriqueño Daniel Santos creo que resumía bien la vida de algunos).

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres