domingo, 17 de febrero de 2019 01:45 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

Supremo mamoneo

Pensaba que no llegaba para escribir de esto de los jueces y sus mamandurrias, pero hete aquí que han querido darme unos cuantos días más, para que todavía hoy estemos hablando de la judicatura y de cómo se reparte el poder para beneficio de unos pocos (los de siempre: los ricos y poderosos).

Archivado en: Nicolas Pérez Hidalgo, Tribunal Supremo, hipotecas, Lesmes,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
16/11/2018 - 02:20

Parece que las palabras de Lesmes (presidente a la vez del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo) a propósito de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, allá por el 2014, siguen más vigentes que nunca y se ve claramente el porqué. Se despachaba este "personaje" diciendo que la Ley estaba pensada para el robagallinas y no para el gran defraudador. Y bien que lo han ido demostrando en estos últimos años.
Se ve que los jueces en la primera sentencia de las hipotecas no habían recibido instrucciones claras por parte de banqueros y políticos (cómo estarían tan despistados para no verlo venir). Pero no hay problema. ¿Qué no gusta lo sentenciado? Nos volvemos a reunir y hacemos que salga aquello que interesa a los poderes económicos de este país. ¡La gente que se joda!, que vayan a los juzgados a protestar, que siempre quedará el supremo para enmendar lo que sea.
Al tiempo sale lo de la renovación del Consejo General del Poder Judicial y donde dije digo ahora digo diego, ¿verdad Pedro Pablo? Y volvemos a las andadas de ver que partido político coloca más jueces con su camiseta. Parece que cuando uno gobierna necesita tener una mano amiga en la judicatura. Y para eso ya no hay rifirrafes y el PPOE vuelve a cabalgar hacia el altar del supremo mamoneo. No sea que un día necesiten una suprema sentencia para algún aforado o enmendar la plana a algún juecillo de algún juzgado de algún pueblucho (véase el caso Casado).
A la suprema orgía se han sumado los morados regeneradores que también ha querido "tocar pelo" judicial. Así que vamos camino del nuevo bipartidismo, que antes era de dos colores y ahora incluye todos los del arcoiris para acabar formando las dos españas de siempre. Quizás es que no se pueda hacer otra cosa. Mientras tanto "el tío Gilito" sigue contando su dinero disfrazado de banquero y riéndose de todos.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres