martes, 1 de diciembre de 2020 07:40 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

La Constitución por bandera

Soy de esa generación que vivió su juventud con la dictadura y vio venir la democracia a través de una transición modélica y a la que hoy, algunos, tratan de cuestionar por considerar que, como ellos no la votaron, no se siente obligados. Tampoco votaron la penicilina, el cine o la televisión, por poner algunos ejemplos, y en ningún caso los cuestionan.

Archivado en: Maximino Cañón, Enrique Fuentes Quintana, Pactos de la Moncloa, Constitución de 1978,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
07/12/2018 - 01:10

Ahora entiendo muchos consejos de los mayores cuando nosotros, imbuidos de una exultante juventud, nos oponíamos a cualquier consejo que, desde la experiencia que les había dado la vida, trataban de trasmitir a nuestra generación.
Recuerdo en mis pinitos en el Colegio Universitario de Derecho, donde, dentro del programa, dábamos la asignatura de Derecho Constitucional, y nos preguntábamos cómo, si no teníamos Constitución, la íbamos a estudiar. Aquello se suplía con el Fuero de los Españoles y el del Trabajo. Para más INRI, estudiamos las de otros países. Al poco llego la reforma política y con ella la Transición a finales de 1975. A partir de entonces, como bien manifiesta Isidoro Álvarez Sacristán, miembro de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, en su magnífica tribuna del Diario de León 25.11.2018, "proliferaron partidos de diferentes ideologías que gracias a la Reforma Política fueron legales".
Se puede decir que la Transición culminó con la ratificación en Referéndum de la Constitución Española hace 40 años, aprobada por los españoles por un 87,7%. Es curioso echar la vista a tras y ver como el resultado más amplio a favor de la misma tuvo lugar en Cataluña con 90,46%. Todo ello se vivió sin complejos y con los balcones y ventanas llenos de banderas constitucionales, como expresión de la concordia entre los españoles. Las palabras "pactos" y"consensos" brillaban en todo su esplendor al ver juntos a líderes, de las más dispares ideologías, pero con un objetivo común: sacar a España adelante logrando una recuperada convivencia. Los ‘Pactos de la Moncloa' en el año 1977 tuvieron un efecto positivo ya que España finalizaba el año 1977 con un 26,4% de inflación. El que era ministro de Economía de la UCD, Enrique Fuentes Quintana, manifestó lo siguiente: "O los demócratas acaban con la crisis económica o las crisis acaba con la democracia". Como para que ahora, después de cuarenta años de convivencia, vengan algunos a cuestionar su aceptación y utilidad.
¡Viva la Constitución del 1978!

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres