martes, 17 de septiembre de 2019 07:48 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

Un campeón de León, Jesús Vidal

Confieso que cuando fui a ver la película de ‘Campeones' lo hice después de escuchar los comentarios de varios amigos diciéndome que en nada se trataba de una película lastimera, como consecuencia de la temática y protagonistas de la misma, sino que era de lo más divertida.

22/2/2019 - 02:20

Efectivamente. Así fue. Aparte de pasarme un rato fenomenal viendo la película, me puse a valorar la difícil actuación tanto del protagonista, Javier Gutiérrez, como del resto del elenco de discapacitados, frente a unas cámaras de cine, bajo la dirección del Javier Fesser, sabiendo llegar hasta muchos españoles que, quizás como yo, habían acudido a la cita un poco reticentes por tratarse de una comedia sin protagonistas conocidos.
Puede que algún entendido cinematográfico haya cargado las tintas cuestionando el premio dado a esos (sin duda) campeones. En otros menesteres, los campeones son los que más goles meten; los que ganan más pruebas o los que logran récord en muchas disciplinas. Pues en el Cine, a mí corto entender, y he visto mucho a lo largo de mi vida, algo debe de decir el haber sido ‘campeones' en taquilla durante en pasado año como la película española más vista, sólo superada por tres superproducciones extranjeras. El dato es bastante conocido por los más de tres millones de personas que la fuimos a ver. Pero el premio inesperado nos lo ofreció el actor leonés, Jesús Vidal, al dirigirse al público asistente y al televidente, superando todas las expectativas que cualquier jurado hubiera podido valorar. Yo no sé si el corazón habla. De lo que sí estoy seguro es de que la noche de entrega de los Goya, Jesús Vidal, en su discurso de agradecimiento, hizo llorar a millones de españoles, en medio de un silencio sepulcral, descubriendo que quien les hablaba más que un discapacitado, era un ‘más que capacitado' tras unas gafas que delataban esa merma en la vista, pero no en los conocimientos como puso de manifiesto, ante los atónitos espectadores, al dirigirse a todas aquellas personas que, en algún momento de su vida, se habían portado bien con él. La dedicatoria que, como un buen hijo, hizo dirigiéndose a sus padres y hermanas puso los pelos de punta a quienes, sin pestañear, seguíamos la ejemplarizante lección.
Un fuerte abrazo, Jesús, y toda la suerte del mundo porque capacidad te sobra.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres