martes, 21 de mayo de 2019 02:13 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mis apuntes

Delitos y pecados

Anda estos días la curia romana bien entretenida en la cumbre convocada por el actual papa Francisco para tratar en exclusiva ‘La protección de los menores en la iglesia'. En pleno siglo XXI, ver a los cardenales con sus ropajes encarnados y birretas a juego, todos ellos con una edad más que adulta, me provoca bastante grima y escozor. Pero lo que nos revuelve a todos las entrañas son los terribles abusos que en nombre de dios se han ido cometiendo a lo largo de la historia, y los que perviven en la actualidad.

Archivado en: Ana Isabel Ferreras, iglesia, Papa Francisco, abusos sexuales de sacerdotes

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Ana Isabel Ferreras
01/3/2019 - 01:10

El hecho de que se haya convocado una reunión de estas características no deja de ser medianamente relevante, pero llega demasiado tarde, es claramente insuficiente y poco contundente.
Los abusos sexuales cometidos por sacerdotes son DELITOS, al igual que los cometidos por cualquier persona. Si además se cometen contra menores aprovechándose como lo han hecho, de su condición de personas consagradas a Dios, en las circunstancias que todos estamos conociendo (abusos en colegios, en seminarios, en congregaciones, etc.), casi no tengo palabras para definirlo, pero la acepción de PECADO se queda exageradamente corta.
¿Acaso la violación cometida a un niño, a una mujer (religiosa o no), a un adulto, por parte de un hombre sacerdote es diferente a la cometida por otro hombre que no lo sea? ¿Qué diferencia hay?
El divino poder que la misma iglesia se otorga y que parece nadie tiene el coraje suficiente de plantar cara, determina claramente la diferencia al calificar este tipo de barbaries como simple pecado sin que hasta la fecha haya tenido el suficiente valor de denunciar. Una mega cumbre mundial de los mandamases cardenalicios para olvidar el pasado, pasar de puntillas sobre los delitos cometidos y llegar a la conclusión de no investigar los ya ejecutados. Eso sí... Escuchar a las víctimas, sensibilizar, aumentar los conocimientos, desarrollar nuevos nombres y procedimientos, compartir buenas prácticas, son algunos de los objetivos de la reunión.
Pobre y lamentable conclusión. Pero ya se sabe...¡con la iglesia hemos topado!

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres