domingo, 15 de diciembre de 2019 23:05 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

8 de marzo de 2019: Y tuvieron lo que hay que tener (1)

Soy de una generación en la que, para qué vamos a negarlo, la mujer, salvo raras excepciones, era considerada inferior al hombre, supeditada y dependiente del varón rampante. La mayoría trabajaban como burras (perdón por la expresión) atendiendo a la casa y a los hijos engendrados. Pocas eran las que tenían medios propios para subsistir por su cuenta.

Archivado en: Maximino Cañón, Día Internacional de la Mujer, mujeres de antes, mujeres de ahora,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
29/3/2019 - 02:20

Desde pequeñas se las ‘criaba' (no educaba), siempre me refiero a la gran mayoría, no a todas, para que el día de mañana encontraran un hombre, preferentemente un buen partido, aunque rebuznara, que las llevara al altar y las sembrara de hijos.

Era frecuente escuchar a muchos progenitores decir a sus hijas (fruto de seguir recomendaciones que, desde algunas instituciones se predicaban) aquello de "tú para qué vas a estudiar si el día de mañana te casarás y de nada te servirán los estudios". Sandez como ésta y otras de mayor alcance, que me ocuparían toda la columna, se escuchaban en muchas conversaciones. Con el tiempo la vida de muchas mujeres se aplicó siguiendo al pie de la letra las recomendaciones emitidas por los mayores. El carecer de una formación adecuada impedía tener una ocupación medianamente digna, solamente aquellas mujeres que una vez alcanzado un cierto nivel en los estudios, demostraron que, en igualdad de condiciones, ellas podían estar tan preparadas como el resto de los mortales. Aquello ya apuntaba, pero a pesar de todo se siguió con la supremacía del varón o macho dominante. Antes, las mujeres ni podían tener cuentas en el banco sin la firma del marido, ni ser adúlteras, mientras algunos maridos, de todas las clases sociales, hacían ostentación de tener ‘queridas' o ‘mantenidas' ¡faltaría más!, lo que les daba realce entre los amigos del café o la partida.
El tema daría para llenar infinidad de páginas, como muchos y muchas estudiosos/as en la materia han hecho, pero que yo, solo quiero dejar constancia de algo de lo que he vivido y como se puso de manifiesto el pasado ocho de marzo y que, a partir de ese día, la mujer no será vista como antes, ni se dejará. Como ya he manifestado anteriormente, en igualdad de condiciones la mujer ha demostrado que puede mirar de frente y mandar a quien se le ponga por delante, aunque la pirámide de mando refleje otra cosa en los altos cargos y puestos de libre designación.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres