domingo, 15 de septiembre de 2019 10:35 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

A mandar y a obedecer

En la noche del domingo el alcalde Silván estaba eufórico. Salvaba los muebles, las alfombras y alguna lámpara que otra a pesar de perder un concejal en relación a 2015. Dados los números que expelían las urnas –mejores de los que esperaba- volvía a soñar, sonriente, con la alcaldía de León. El socialista José Antonio Diez, el otro aspirante ‘cualificado’ de la jornada electoral, no lo estaba tanto. Al contrario. Había ganado las elecciones por escaso margen de votos pero las sombras ya se cernían sobre sus espaldas. La posibilidad de un acuerdo -¿acaso ‘componenda’?- con la UPL de López Sendino (al estilo Chamorro-Fernández de 2007) se alteraba de forma sustancial. No daban las sumas. Eso era el domingo.

Julio Cayón
31/5/2019 - 01:10


El martes saltaban las alarmas. El PSOE reclamaba cientos de votos ‘extraviados’ en doce mesas. Tenía razón. La tenía aunque todo sigue igual. O casi. El asunto es que la ‘ciudadana’ Gemma Villarroel –la posible ‘pareja’ de Silván  y número uno de la formación naranja en la ciudad- no tiene las manos libres. Esté o no de acuerdo con bailar el pasodoble, asumirá las órdenes de Madrid en cuanto a posicionarse donde más interese. Al partido y a Albert Rivera, naturalmente, a quien se le presenta idéntica situación en Castilla y León. De su dictamen depende la gobernabilidad en la autonomía y en la capital leonesa. No obstante, Igea, el ‘capo’ regional de los ‘butaneros’, apuesta por coaligarse con el PSOE de Tudanca. Le gustan los ahorcados. Y quiere tener libertad de movimientos. Valladolid no es Madrid.
Vox era y es piedra angular en el Ayuntamiento. Con un único representante en Poridad, que no dos, puede exigir tapete, sillas y focos para jugar una ‘partidita’  fortísima. Con ases y reyes en la mano. Siempre, claro, que Silván entre por el aro de Ciudadanos, que lo hará sin problemas se pongan como se pongan las cosas.
Y la fábula definitiva es que mientras el regidor en funciones, siempre tan alborozado, se arrogaba el triunfo del centro derecha –lo personificaba en él-, Diez buscaba refugio en la sede de su partido. La lista socialista era la más votada. Por lo tanto y cuando menos, debería gobernar el Consistorio en minoría. Craso error. Había perdido pie. Y todo, quizá, por una equivocada campaña, más cercana a las hermanitas de la caridad que a la propia opinión pública. 
Queda por volver a contar la reclamada mesa de Pastorinas. Ya se sabrá que ocurre. Pero el barrio de Pinilla podría darle la alcaldía después de las fiestas de San Juan. Esa es la hipótesis.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres