sábado, 16 de enero de 2021 05:07 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mis apuntes

Realidad invisible

El contenedor de basura se cierra de golpe y el sonido de la tapadera atiza rebotando bruscamente en la calle. Juan, un hombre joven, algo desaliñado y delgado, recoge su botín y lo guarda sigilosamente en bolsas sucias y arrugadas. Echa un vistazo alrededor y se va buscando otro donde afianzar el palo de escoba, y sujetar la cubierta el tiempo suficiente para otra inspección entre las sobras. Llama la atención su aspecto, no parece un "sin techo" pero sí bastante necesitado.

Archivado en: Ana Isabel Ferreras, pobreza, exclusión social,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Ana Isabel Ferreras
14/6/2019 - 02:20

En la cola del súper María lleva la compra diaria imprescindible, sin un ápice de excesos. Vive con sus hijos en casa de su madre y todos ellos, los cuatro, salen adelante con la pensión de la abuela, como tantos otros, mientras María limpia donde puede sin llegar a tener un jornal diario. Cada uno con una tremenda historia que por más que quieran dejar atrás, sigue entorpeciendo día a día su pasos.
María y Juan son unos de los miles de personas que sufren exclusión social severa por inseguridad de vivienda, desempleo o precariedad laboral extrema, según el informe del VIII Informe de la Fundación Fomento de Estudios Sociales y Desarrollo Social en España (FOESSA) sobre exclusión y desarrollo social en España, presentado e miércoles 12-J con unos datos realmente apabullantes.
El informe subraya la necesidad de una "intervención urgente" sobre el grupo de personas "expulsados" que constituyen la terrible cifra de 1,8 millones de personas, el triple que en el año 2007.
Es un hecho constatable que el Estado del Bienestar está en grave peligro en nuestro país, si no se acometen reformas profundas del sistema y se invierte en políticas públicas que garanticen las condiciones de vida de los ciudadanos. En una sociedad con una esperanza de vida cada vez mayor, con un aumento considerable de enfermedades crónicas, resulta imprescindible reconducir la inversión en gasto público buscando un sistema económico factible que garantice servicios públicos de calidad.
Resulta vergonzoso, irritante y completamente irresponsable que los políticos sigan enzarzados en repartirse el pastel asegurándose bien sus cuotas de poder, con sustanciosos emolumentos incluidos, y continúen negando la realidad social con esta insultante ceguera colectiva. No te insultes si no miras. Y algunos lo llaman demagogia...

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres