miércoles, 18 de septiembre de 2019 09:52 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Der vez en cuando

...Y llegaron los nuevos tiempos

Así como León es ciudad de Semana Santa, titulatura esta con copyright (mejor, derechos de autor, pese a que en muy contadas ocasiones se hayan reconocido), lo es, también, de elucubraciones y chismosos. De falsos testimonios y conjeturas interesadas. De invenciones. Es igual la denominación que se le dé. Porque aquí, cuando de política de trastería se trata, saltan los excrementos de la liebre imaginaria, y la mierda, en irregulares bolitas pálidas, se expande hasta los límites del propio lucero del alba, si es que el planeta Venus -que ese es el lucero tantas veces cantado por poetas y prosistas- se pone por delante. Dicho de otra manera, cuando el ‘poderoso' toca fondo, aparecen los idiotas intelectualizados.

Archivado en: Julio Cayón, Ayuntamiento de León, UPL, PSOE, Silván

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Julio Cayón
12/7/2019 - 03:30

Y ahora, en que la nueva corporación municipal leonesa acaba de constituirse hace ocho días, ya ha dado comienzo el baile de los dimes y diretes. Y toman cuerpo los ‘profetas'. Y las habladurías. Y todo, hoy, se centra en el futuro más cercano de Antonio Silván. Eso toca. Hay predicciones para cualquier gusto y color sobre la figura del exalcalde. Y en su globalidad, claro, ‘de buena tinta'. Nos ha jodido. En esta ciudad, los de café mañanero y barra cotilla, manejan información ‘privilegiada'. O eso creen los muy catetos.
Por eso, a nadie se le escapa -y de ahí, precisamente, los tornillazos orales de esa tribu de sujetos cafeteados- la dureza que supone saltar al lado contrario del terciopelo. Hoyar en una huerta reseca. Y sufrir. No obstante, cada cual es dueño de su vida. Y Silván optará por aquellas vías que, entienda, mejor para su futuro. Otros lo han hecho y no ha ocurrido nada. Por lo tanto, nada tiene que pasar si es que llega a elegir, como la mayoría presume, un camino ajeno a la municipalidad.
El lado positivo -que lo tiene- es que a partir de este momento se va a dar cuenta de quién es cada uno en su amplísimo entorno social. Está a punto de dar carpetazo a las alabanzas, los abrazos, las risas y las complicidades. ¿Un ejemplo, aunque contrario? En la reciente celebración del entrañable Corpus Chico, José Antonio Diez -en esos instantes todavía alcaldable- fue el foco de unos y de otros -palmadas y enhorabuenas, muchas impostadas y algunas jabonosas- ante su inminente llegada al poder. Parodiando a Arturo Fernández, "la leche, chatín".
Pues bien, está clarísimo que tampoco sobra sufrir de vez en cuando alguna patada en las espinillas. O donde sea. Resulta esclarecedor. Y ayuda a vivir de diferente manera. Es de catón.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres