miércoles, 18 de septiembre de 2019 00:17 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

La política es cosa de listos

Desde que en España la democracia tomó carta de naturaleza -es una manera de expresarlo delicadamente por corrección política- siempre se dijo que el ejercicio de lo público -que también es un decir- era cosa de listos. Y para ciertos espabilados acechantes. Eso no quita -nunca fue óbice- para que, también, algún que otro tonto de chiflo y piruleta se asome a ella sin el mínimo recato. Hay ejemplos -unos cuantos- aquí, allá y acullá.

Julio Cayón
02/8/2019 - 03:30

En general, la última hornada de listos, la de esta tan prolífica de 2019, no se ha andado con tonterías ni chiquitas. Ni con remilgos. Ni por las ramas como los incautos pardillos. Porque de pardales, poco. O nada. Lo primero, subirse el sueldo. Y aplicar aquello de si dicen, que ‘dizan' mientras no ‘hazan'... y tan campantes en las bancadas. Tan cojonudos. Les importa tres pitos. Ande yo caliente y ríase la gente. Y el que no esté a gusto, que se ponga. Esa es la máxima para justificar el incremento pecuniario. Vergüenza tenía que darles a más de uno. Y de dos. Y de tres.
En contrapunto y de forma ejemplar, el nuevo alcalde de León, el socialista José Antonio Diez, ha mantenido el tipo. Nada de subidas. Con lo que hay al final de la hoja de salarios -lo que se lleva para casa en efectivo metálico, que decía el boticario don Anastasio Vélez- es más que suficiente. Lo es. Ha heredado el mismo sueldo de Silván, quien, a su vez, tomó razón del de Emilio Gutiérrez. Lo demás -y deben asumirlo quienes han optado por los aumentos- es tomar el cuero cabelludo, el pelo y la caspa a los contribuyentes. Y el bolsillo a la brava.
Ahora bien, donde debe haber pocos ‘listos' es en Ciudadanos. Muy pocos. O muy silenciosos y dóciles. Muy obedientes. Porque en caso contrario no se explica que su portavoz en el Ayuntamiento de León, la señora Villarroel -que hasta pudo ser alcaldesa- ejerza en la Casa Consistorial con dedicación exclusiva -45.000 euritos al año- y, a la vez, tome asiento en el salón de plenos del Palacio de los Guzmanes, en la Diputación, donde el cobro por comisiones y asistencias plenarias no son cosa menor. Si la reflexión es válida, será que andan escasos de personal ‘cualificado' en el partido y de ahí el acaparamiento de cargos de doña Gemma.
Y la guinda escarchada es que el pasado 29, festividad de Santa Marta, Albert Rivera, el jefe de los naranjitos, le ha incluido en la Ejecutiva Nacional de la formación. ¡Menudo premio! No va a dar abasto la dama. ¿Visto el panorama queda alguna duda de que la política es para listos? Ninguna.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres