miércoles, 11 de diciembre de 2019 06:50 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mis apuntes

¡¡¡Así no!!!

Dolor, rabia, miedo, tristeza, angustia, indignación y una amargura enorme para intentar describir todo lo que se me revuelve dentro, al contemplar las imágenes que nos llegan de Cataluña, con estas interminables noches de disturbios después de la sentencia del procés.

Archivado en: Ana Isabel Ferreras, Cataluña, procés, papá Estado, Gobierno central, Constitución

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Ana Isabel Ferreras
18/10/2019 - 02:20

Una sentencia que todos sabían y publicaban ya la semana pasada, con total impunidad haciéndonos creer ahora que, casualmente sólo se trataba de filtraciones "acertadas". El asunto catalán ni empezó bien, ni tiene pinta de acabar mejor. Meter en la cárcel y además durante un buen número de años a los responsables del referéndum ilegal, en su intentona por salirse del mapa de la piel de toro, ya se vaticinaba muy caro. El papá Estado debe castigar a los hijos rebeldes de manera ejemplar, para evitar que la rebelión se propague y además exhibir su fuerza para amilanar los posibles conatos de esto que llaman sedición.
Que los susodichos no actuaron de forma correcta, ha quedado ya bastante probado, pero que el Gobierno nacional, ni el de antes ni el de ahora, se ponga las pilas de una puñetera vez y abran esas cerriles mentes a nuevas vías de solución que pasen, como no puede ser de otra manera, por una reforma de la Constitución, y una reorganización territorial, no tiene nombre.
Nos está tocando vivir una de las crisis políticas más graves de este país y no tenemos la categoría suficiente para afrontarla. Cada uno está más enrocado en su papel, tensando la cuerda hasta que al final se rompa y créanme....cuando eso suceda saldremos malparados todos, aunque desde este rincón leonés parezca que nos queda muy lejos Cataluña. Y para colmo de males las elecciones del 10N perjudican y vician aún más cualquier maniobra.
Quizás, en el fondo y aunque suene cruel, a algunos les venga muy bien arengar a los violentos para que la sangre llegue al río, provocando definitivamente las reacciones necesarias para salir del atolladero; al fin y al cabo no somos más que marionetas en manos de excelsos manipuladores.
En este mundo de grises, donde los que se dicen oprimidos no están tan encadenados, ni los opresores son tan dictadores, es necesaria una seria y profunda reflexión. Lo único cierto es que ‘Así No', con violencia ‘No'.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres